Categorías

Buscar
  • #EspecialidadMUE

Moción del Parlamento de Navarra

Actualizado: 2 jun

Referencia 10-22/MOC-00022 (17/02/2022)


Moción


X Legislatura Navarra


BOPN. Parlamento de Navarra. Núm. 26 de 25/02/2022


Referencia y BOPN (página 16)


Cristina Ibarrola Guillén (Navarra Suma)


Moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de “Medicina de Urgencias y Emergencias”


En sesión celebrada el día 21 de febrero de 2022, la Mesa del Parlamento de Navarra, previa audiencia de la Junta de Portavoces, adoptó, entre otros, el siguiente Acuerdo:


1.º Admitir a trámite la moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de “Medicina de Urgencias y Emergencias”, presentada por la Ilma. Sra. D.a Cristina Ibarrola Guillén.


2.º Ordenar su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Navarra.


3.º Acordar su tramitación ante la Comisión de Salud y disponer que el plazo de presentación de enmiendas finalizará a las doce horas del día anterior al del comienzo de la sesión en que haya de debatirse.


Pamplona, 21 de febrero de 2022 El Presidente: Unai Hualde Iglesias


TEXTO DE LA MOCIÓN


Doña Cristina lbarrola Guillén, miembro de las Cortes de Navarra, adscrita al Grupo Parlamentario Navarra Suma (NA+), al amparo de lo dispuesto por el Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente moción para su debate y votación en Comisión de Salud:


En 2019 la OMS recomienda a todos los estados miembros el desarrollo de formación especializada en Medicina y Enfermería de Urgencias y Emergencias.


La especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias se ha reconocido ya en 22 países de la Unión Europea y en más de 100 países del mundo.


Hace más de 10 años que tiene reconocida su propia sección por la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) y aprobado el currículum europeo de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias.


En España, la especialidad viene siendo apoyada desde hace 30 años por la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (SEMES).


Desde 2002 se creó un grupo técnico de trabajo del Ministerio de Sanidad para estudiar la creación de la especialidad de Urgencias y Emergencias, especialidad que ha sido apoyada a lo largo de los años por diferentes ministros de sanidad del Partido Popular y del Partido Socialista Obrero Español, sin que hasta la fecha se hayan cumplido dichos compromisos y se haya reconocido Medicina de Urgencias y Emergencias como una especialidad primaria.


En 2013 la Organización Médica Colegial (OMC) aprobó apoyar la creación de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias.


Se ha aprobado la consideración de la especialidad como proposición no de ley en el Senado y en diferentes gobiernos autonómicos.


Además, y de forma paradójica, la especialidad en España existe en el ámbito militar desde el año 2016, pero no en el ámbito civil.


La atención sanitaria urgente en España supone un volumen importante en el conjunto de prestaciones que el Sistema Nacional de Salud pone a disposición del ciudadano.


El ciudadano ha dado y da a la atención urgente mucha importancia, algo que se ha evidenciado de forma más llamativa por los problemas de salud que no han podido ser adecuadamente valorados durante estos dos años de pandemia, en los que los servicios de urgencias han valorado problemas de salud derivados de la saturación de Atención Primaria, del retraso en pruebas diagnósticas, en programas de detección precoz de cáncer o del empeoramiento en listas de espera, constituyendo en muchas ocasiones los servicios de urgencias y emergencias la primera entrada al sistema sanitario que utiliza el ciudadano.


La falta de reconocimiento de la especialidad ha provocado que un porcentaje importante de profesionales que trabajan en servicios de urgencias y emergencias cambien a otra actividad médica en los servicios sanitarios, dificultando la atracción y retención de talento, de profesionales formados, entrenados y capacitados en actividades propias de atención médica en urgencias y emergencias.


La no existencia del título de especialista en Medicina de Urgencias y Emergencias no permite garantizar la homogeneidad de formación de todos los profesionales que ejercen en los servicios de urgencias y emergencias del Sistema Nacional de Salud, como tampoco asegura la uniformidad en los cientos de millones de actos médicos que cada año se practican. Esta situación es excepcional, ya que en el resto de actividad médica especializada esta homogeneidad y uniformidad están presentes.


Existe un campo de acción específico y en no pocas ocasiones de alta complejidad de manejo en la medicina de urgencias y emergencias. Existe programa formativo específico y el reconocimiento como especialidad primaria en Europa.


Entidades representativas de la sociedad civil han apoyado la creación de la especialidad, recomendación recogida expresamente en el informe de los defensores del pueblo “Servicios de Urgencias Hospitalarios: derechos y garantías de los pacientes”, en enero de 2015, así como en el informe del Consejo Económico y Social publicado en agosto de 2015.


Con la creación de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias se pretende mejorar la calidad asistencial y la seguridad de paciente en la atención a urgencias y emergencias sanitarias en España, la homogenización en la asistencia y en la formación de estos servicios, así como permitir la libre circulación de profesionales en la Unión Europea.

Por todo ello se presenta la siguiente propuesta de resolución:


El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a la creación de la nueva especialidad de “Medicina de Urgencias y Emergencias” como especialidad primaria, añadida al actual Mapa de Especialidades Médicas del Sistema Nacional de Salud en España.


Pamplona, a 17 de febrero de 2022


La Parlamentaria Foral: Cristina lbarrola Guillén


Debate de la Moción


Comisión de Salud. Sesión celebrada el día 23 de marzo de 2022

DS. del Parlamento de Navarra núm. 52 (X Legislatura)

Enlace


ORDEN DEL DÍA


- Debate y votación de la moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de «Medicina de Urgencias y Emergencias», presentada por la Ilma. Sra. D.ª Cristina Ibarrola Guillén


SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Buenos días de nuevo a todos y a todas. Damos comienzo a la Comisión de Salud con un único punto en el orden del día: Debate y votación de la moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de «Medicina de Urgencias y Emergencias». La moción ha sido ha sido registrada por el Grupo Parlamentario Navarra Suma, por lo tanto, tiene la palabra para su defensa la señora Ibarrola, por un espacio máximo de quince minutos.





SRA. IBARROLA GUILLÉN: Gracias, Presidenta y muy buenos días de nuevo. Para mí es un verdadero honor defender hoy una reivindicación que cuenta con un amplio consenso y apoyo de numerosos colectivos profesionales, incluso colectivos de la sociedad civil, y que viene siendo liderada, y a la que le ha dado voz fundamentalmente, desde hace ya tres décadas la Sociedad de Medicina de Urgencias y Emergencias. A la que aprovecho para dar un agradecimiento a la labor de SEMES Navarra.


Una especialidad que está reconocida ya en veintidós países de la Unión Europea y en cien países a nivel mundial. Una especialidad que tiene reconocida su propia sección por la Unión Europea de Médicos Especialistas y que cuenta con el currículo europeo aprobado de la especialidad. Una especialidad que paradójicamente existe en España en el ámbito militar desde 2016, pero no en el ámbito civil. La especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias ha sido apoyada por diferentes ministros del Gobierno de España, tanto del Partido Popular como del Partido Socialista; ha contado con un amplio consenso en el Senado y en diferentes Parlamentos de diferentes comunidades autonómicas, pero todavía —no sé muy bien la razón— no se ha aprobado como una especialidad primaria, contando con este amplio respaldo.


La actividad de Urgencias es amplísima. En 2021 en Navarra ha alcanzado 855.000 consultas, 227.000 urgencias hospitalarias, 403.000 en el SUE y 225.000 en puntos de atención continuada de urgencias rurales. Una actividad que además se ha incrementado en el último año respecto al 2020 también de forma relevante, esto es, un 18 por ciento de incremento de actividad en urgencias hospitalarias, un 19 por ciento de la actividad médica en el SUE, un 40 por ciento de la actividad de enfermería en el SUE y un 15 por ciento la actividad en las urgencias rurales de los puntos de atención continuada.


La ciudadanía navarra valora satisfactoriamente la accesibilidad a servicios de urgencias. Puerta de entrada al sistema que ha tenido, si cabe, un mayor protagonismo, esto quizás de forma lamentable durante los dos años de pandemia, fundamentalmente por el empeoramiento en listas de espera, por la saturación importante que está sufriendo y que ha sufrido Atención Primaria o por retrasos en pruebas diagnósticas, en abandono y seguimiento de patologías crónicas o de retrasos en los programas, por ejemplo, de detección precoz de cáncer que, como digo, se han agravado importantemente en estos dos años.


La falta de reconocimiento de la especialidad tiene un impacto negativo en la atracción y fidelización de profesionales en los servicios de urgencias, en uno de los pocos ámbitos en Medicina que no cuenta con una especialidad reconocida. Tiene impacto negativo para los médicos en nuestro país por la libre circulación de profesionales en la Unión Europea. Además y lo que es más relevante, esta falta de reconocimiento de la especialidad está teniendo un impacto negativo en la seguridad del pacientes y en la calidad del servicio que se ofrece al ciudadano por varias razones.


En primer lugar, porque la formación específica pasa a formar parte de la voluntariedad y de las posibilidades a nivel individual de los profesionales para poderse formar en un ámbito que requiere competencias y habilidades específicas, que requiere además una rapidez en la respuesta de la que dependen muchas veces la vida de los pacientes; para el que existe además un programa de formación específico y el reconocimiento como especialidad primaria en prácticamente toda Europa.


En segundo lugar, sin el reconocimiento de esta especialidad no se garantiza la homogeneidad en la formación de los profesionales y tampoco se puede garantizar la uniformidad en los procedimientos de actuación médica. Esta situación, como digo, es excepcional porque sí que existe en la mayoría de las especialidades médicas. De esta manera, no logramos, como sí en otras especialidades, reducir la variabilidad de la práctica médica o aumentar la seguridad del paciente y mejorar la calidad del servicio.


En tercer lugar, sin el reconocimiento de la especialidad, un porcentaje importante de profesionales que trabajan en Servicios de Urgencias y Emergencias terminan trasladándose a otros ámbitos del sistema sanitario, con lo cual estamos perdiendo el talento de personas formadas, entrenadas y capacitadas para atender Urgencias y Emergencias.


Así que, tienen nuestro apoyo claro al reconocimiento de esta especialidad primaria de forma ágil, como ya se ha hecho, por ejemplo, recientemente con el reconocimiento de la Especialidad de Psiquiatría Infantil, con lo cual entendemos que podría hacerse de la misma manera y terminar ya con esta incertidumbre y este «apoyo, pero no hago» que lleva al menos veinte años.


Respecto al posicionamiento de la enmienda que hemos firmado todos los grupos, apoyamos el desarrollo y reconocimiento de otras especialidades médicas, básicamente por los mismos argumentos que he defendido en el reconocimiento de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, porque ya existe en la mayoría de países europeos, porque tienen áreas de capacitación y habilitaciones específicas, algunas de ellas también de alta complejidad, por la libre circulación de profesionales a nivel de países europeos, por homologar la formación y la uniformidad de los procedimientos de actuación médica y por un incremento que puede suponer una mejora en la seguridad y en la calidad de atención.

En ese sentido, apoyamos la creación de la especialidad de Enfermedades Infecciosas y de Genética Clínica, que además han tenido especial relevancia últimamente. En principio, la especialidad de Enfermedades Infecciosas, con la reciente pandemia que hemos vivido y también con un problema del sistema sanitario muy importante, como es la resistencia a los antibióticos; y la especialidad de Genética con todo el reto al que se enfrentan los sistemas sanitarios de la medicina personalizada. Asimismo, apoyamos y defendemos el desarrollo de especialidades en otros ámbitos que no sean la medicina. En Odontología España sigue siendo una excepción en Europa, y no ha regulado legalmente las especialidades dentales cuando han transcurrido dieciséis años desde su reconocimiento oficial en una directiva europea, pese a que veinticuatro países las tienen ya reconocidas. Por supuesto, apoyamos el desarrollo y el reconocimiento de especialidades de Enfermería, en el que estamos convencidos de que supone una oportunidad para el reto al que se enfrentan los sistemas sanitarios y con el cambio de modelo asistencial que no debería tener más demora.


Hacemos nuestras las reivindicaciones consensuadas ampliamente por el colectivo de las especialidades de Enfermería que están hoy encima de la mesa, pero aquí creo que es muy importante hacer una planificación, tanto desde el Gobierno de España como desde el Gobierno de Navarra, que no nos lleve a la situación actual, que es el reconocimiento de algunas especialidades de Enfermería sin haber hecho esta planificación previa, sin saber exactamente qué funciones van a tener diferentes las enfermeras no especialistas, dónde se van a ubicar o cuántas necesitamos. El que se haya llegado después de tantos años a esta situación hace que necesite una forma urgente de resolverla. No me gustaría que el desarrollo de otras especialidades no fuera acompañado previamente por esa planificación que no admite mayor demora. Así que, espero su apoyo para esta moción y, por mi parte, nada más y muchas gracias.


SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Muchísimas gracias. Como saben todos ustedes, se ha presentado de forma en tiempo y plazo una enmienda firmada por todos los grupos, pero se me ha comunicado que la va a defender el Grupo Parlamentario Partido Socialista de Navarra, por lo tanto, tiene la palabra su portavoz, la señora Fanlo, por un espacio máximo de diez minutos.



SRA. FANLO MATEO: Muchas gracias, señora Presidenta. Gracias por traer también esta moción a esta Comisión, señora Ibarrola. La creación de nuevas especialidades médicas y de enfermería en el sistema de formación sanitaria especializada debe ser una prioridad y una realidad. Entre ellas, ya se ha comentado la especialidad Médica de Urgencias y Emergencias, la de Infecciosas y la de Genética Clínica, que ya son una reivindicación histórica. El Gobierno de España afortunadamente ya ha resuelto durante el año 2021 la creación de esa especialidad que también era histórica, como es la Psiquiatría Infantil, y ha sido un logro después de años de reivindicaciones por parte de los especialistas, pero sí que es cierto que quedan pendientes estas que nos han traído hoy aquí.


La Especialidad de Genética Clínica se llegó a crear en el año 2014, estuvo vigente hasta el año 2016 y se constituyó, de hecho, la Comisión de la especialidad de Genética, que se estaba trabajando ya en el plan formativo. Pero, la anulación del Real Decreto de Troncalidad por el Tribunal Supremo hizo que esto se suspendiera y se paralizara. En 2017 el Consejo Interterritorial de las Comunidades Autónomas propusieron y aprobaron la recuperación de ese Real Decreto en el que caía esta especialidad de Genética Clínica. Después de todo esto, este año ha sido cuando el Gobierno de España y el Ministerio de Sanidad han impulsado la creación de la Psiquiatría Infanto-juvenil, pero el resto de las especialidades todavía se han quedado estancadas.


De la misma forma, como ya se ha dicho aquí, la pandemia ha puesto de manifiesto la imprescindible labor que han realizado los infectólogos durante la pandemia. Ahora es más importante que nunca. Después de diez años y una pandemia, todavía estamos pendientes de que se apruebe esta nueva especialidad. En Europa casi todos los países la tienen aprobadas, faltan Bélgica, Chipre y España. Desde luego, la OMS ya ha alertado de la amenaza que supone este tipo de enfermedades infecciosas y Europa ya recomendó crear esta especialidad, porque tenemos otro problema pendiente, que ya se ha dicho aquí, que es la resistencia a los antibióticos, y los programas PROA que dirigen este tipo de especialistas pueden llegar a evitarlos.


Desde el Partido Socialista, a nivel nacional ha habido voluntad política para ello. Desde el Gobierno de Leire Pajín, pasando por la Ministra María Luisa Carcedo, hasta el último Ministro, Salvador Illa han tenido voluntad política para que se llevaran a cabo estas especialidades. Sabemos que hay cierta resistencia de algunas sociedades científicas para que se puedan llevar a cabo, pero que son una minoría. También sabemos que el Ministerio de Sanidad en la actualidad está trabajando en que se termine de sacar este Real Decreto para la creación de estas especialidades.


Lo mismo ocurre con la moción que nos ha traído aquí, la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias que ya se ha comentado y que, siguiendo los estándares de calidad y seguridad de la sección y board de Emergency Medicine de la Unión Europea de Médicos Especialistas, ya se dijo que es la única forma de garantizar una efectividad del sistema sanitario y una mejor asistencia de los ciudadanos y de los pacientes en los servicios de Urgencias. Además, es necesario que esta especialidad se haga porque es el segundo colectivo médico más numeroso en toda España.


También, la OMS ha instado a todos los miembros en su 72.a Asamblea a que se desarrolle en estos sistemas de urgencia y emergencia y, como hemos dicho, está reconocida en veintidós países de la Unión Europea y falta España. Desde el Partido Socialista entendemos que esta especialidad, la de Medicina de Urgencias y Emergencias, es oportuna, necesaria y conveniente después de una pandemia.


Lo mismo podemos decir con el hecho de que, curiosamente, pese a disponer de una formación dental especializada armonizada con Europa, España siga siendo una excepción y tampoco haya regulado legalmente las especialidades dentales que nosotros reivindicamos en esta moción. Además de que hayan transcurrido dieciséis años desde que la Directiva de la Unión Europea reconociera estas especialidades, la de Cirugía Bucal y la de Ortodoncia, y pese a que veinticuatro países de la Unión Europea lo tengan reconocido.


Por último, el Ministerio de Sanidad también tiene sobre la mesa la posibilidad de crear tres nuevas especialidades en Enfermería: la especialidad de Críticos, la de Hospitalización y la de Cuidados Especiales. Asimismo, hay que remontarse hasta el año 2005, hasta un Gobierno socialista, para ver dónde se inició este proceso de reconocimiento de especialidades en Enfermería. En aquel momento se crearon siete especialidades en Enfermería: Obstetricia y Ginecología, que son lo que comúnmente se conoce como «matronas»; Salud Mental; Trabajo; Geriatría; Familia y Comunitaria; Pediatría; y la última reconocida, la de Cuidados Médico- Quirúrgicos; pero entendemos que es necesario reconocer también estas tres.


Desde el Partido Socialista entendemos que el reconocimiento de estas especialidades es importante por lo siguiente: En primer lugar, porque reconocer una especialidad no significa un solapamiento, sino una visión complementaria, necesaria e imprescindible. Además, creemos que la creación de estas especialidades hace que la atención sanitaria sea más eficiente, y lo más curioso es que en España estas especialidades ya cuentan con servicios y unidades en nuestros hospitales, lo único que falta son los especialistas y reconocerles esa especialidad. Todas las áreas de conocimiento deberán someterse a un procedimiento y a cumplir los criterios que se determinen en ese Real Decreto, porque debe ser así, para poder constituirse como una especialidad en Ciencias de la Salud, que es lo que ahora recogerá o se pretende que recoja ese Real Decreto y, desde luego, entendemos que España no puede estar autoexcluida ni de su contexto geográfico, cronológico o sanitario en cuanto al reconocimiento de especialidades médicas y de enfermería con el resto de los países que tenemos al lado en la Unión Europea.


Las estructuras sanitarias y las especialidades deben avanzar de forma coordinada al avance científico, eso es lo que se está reivindicando aquí, y a la superespecialización de procedimientos. Eso debe ir acorde con una realidad de una formación especializada en nuestro país.


Por todo ello, nosotros seguiremos impulsando para que este Gobierno socialista por fin apruebe estas especialidades médicas y de enfermería que quedan pendientes. Queremos recordar que también han sido Gobiernos socialistas los que han puesto en la mesa estas especializaciones y que el año pasado se logró aprobar la especialización de Psiquiatría Infantil y esperamos que con el resto ocurra lo mismo. Muchas gracias. Mila esker.


SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Muchísimas, gracias. Comenzamos con los turnos a favor y turnos en contra. ¿Turnos a favor? (RISAS). De acuerdo, comenzamos con los turnos a favor. Tiene la palabra en primer lugar por parte de Geroa Bai su portavoz, la señora Ansa, por un espacio máximo de diez minutos.



SRA. ANSA ASCUNCE: Gracias, Presidenta, y gracias, señora Ibarrola, por la moción que nos presenta hoy. Recoge una reivindicación largamente demandada por el colectivo de profesionales médicos que atienden los servicios de Urgencias, que ha ido retrasándose a pesar de haber varios apremios en su realización y cumplimiento. Desde organizaciones médicas colegiales a nivel nacional o desde la propia Organización Mundial de la Salud han apoyado el reconocimiento de la especialización en Urgencias, es decir, el contexto técnico, social, administrativo, sindical y profesional avala esta decisión.


Hay que tener en cuenta que en una geografía muy dispersa, como es la española, donde los hospitales también están muy dispersos en el territorio, un 70 por ciento de los hospitales cuenta con servicios de urgencias que están sí o sí las 24 horas al día. Es decir, son los únicos profesionales que están permanentemente en servicio e indudablemente unos profesionales que atienden tanto tiempo y que además, en determinadas ocasiones su intervención puede suponer que esa persona salga adelante o no, no podemos dejar la formación integral de estos profesionales al albur del interés de los propios profesionales, que es como se ha venido haciendo hasta ahora. Es decir, ellos mismos se han ido buscando una formación que les permitía desarrollar su trabajo en la mejor de las condiciones posibles.


También es cierto que hay diferentes sociedades, tanto de Medicina Interna como de médicos de familia, que tienen una mirada diferente, que ellos opinan que seguir haciendo especializaciones en un servicio como el de Urgencias, puede suponer una fragmentación del sistema sanitario y una mayor dificultad en determinados momentos de poder acceder funcionarialmente, de poder organizar, y que la formación que necesitan se podría hacer desde una especialización de base, como puede ser Medicina de Familia, o ser primero internista y después hacer una su especialización. En cualquier caso, está claro que todos demandan que tienen que ver una formación específica y un reconocimiento de la especialidad.


Nosotros también vemos este reconocimiento de la especialidad tanto para Urgencias como para las otras disciplinas que hemos introducido en nuestra enmienda, porque tiene una vocación de reconocimiento profesional y de formación unificada y reglada, pero también, de eficiencia y eficacia de los propios recursos. Es cierto que han sido en varias ocasiones cuando desde el Parlamento se ha instado al Gobierno en este sentido e incluso el propio ministerio ha avanzado que se iba a acometer esto, pero hasta ahora no ha sido así y seguimos en esa especie de impasse, de espera.


Nos parece importante la especialización en Urgencias, pero también nos parecía muy importante la de Infecciosas. España, como en el otro caso, casi es el único país de Europa donde no se reconoce la especialidad de Enfermedades Infecciosas y realmente ya hay muchas razones científico-técnicas para reconocer esta especialidad.


En primer lugar, porque las enfermedades infecciosas generan un problema de salud extraordinario también en nuestro país. Basta con mirar las consecuencias de las epidemias de la gripe, la infección del VIH, las infecciones por los virus hemorrágicos, las infecciones importadas, la tuberculosis, las infecciones por organismos oportunistas, los receptores de trasplantes, o las relacionadas con la propia asistencia sanitaria convencional; a las que hay que añadir las nuevas amenazas, como son las causadas por las bacterias multi resistentes, que eso va a ser un problema de salud pública muy importante, o la actual pandemia de la covid. Es decir, las enfermedades infecciosas tienen ya un suficiente peso específico como para realmente considerarlas una especialidad.


En segundo lugar, en los últimos años se han ido haciendo un volumen extraordinario de información y de datos en torno a las enfermedades infecciosas. Realmente este es uno de los temas en los que necesitamos que la especialización sea ya una realidad.


En tercer lugar, no tener reconocida la especialidad de Genética Clínica en España también supone un perjuicio para los pacientes, porque en muchos casos incluso se puede retrasar el diagnóstico, o puede dificultar la prevención de nuevos casos, o no se garantiza que los profesionales que atienden tengan una formación uniforme ni muchísimo menos. Es decir, nos parecía que estas tres especialidades eran las más relevantes a la hora de solicitar que se reconozcan como especialidad, pero no son menos importantes las otras especialidades y, en concreto las especialidades relacionadas con Enfermería.


Realmente estamos en un momento en el que Enfermería tiene que cobrar mucho más protagonismo. Hay que reconocerles realmente el enorme trabajo y valía que suponen, además de la profesionalidad, y esta es una de las formas. Yo también comparto la idea de que las cosas hay que hacerlas planificadas, que no supone abrir un paraguas y dejar que todo caiga bajo ese paraguas, sino que realmente hay que hacerlas con una planificación, una regulación y, sobre todo, con una mirada a lo que la Sanidad va a necesitar en el futuro. No solamente en el presente, sino en el futuro. Por tanto, nosotros votaremos que sí a la moción y sí a la enmienda. Muchas gracias.


SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Muchísimas gracias, señora Ansa. Para finalizar los turnos a favor, tiene la palabra por parte de EH Bildu su portavoz, el señor González, por un espacio máximo de diez minutos.



SR. GONZÁLEZ MARTÍNEZ: Mila esker, mahaiburu andrea, eta eguerdi on guztioi. Buenos días a todos y a todas de nuevo. Me gustaría empezar haciendo una reflexión crítica y es que cuando leí la moción de Navarra Suma sobre la solicitud del reconocimiento de la especialidad de Urgencias y Emergencias, recordé que había leído no hacía mucho un documento, creo que era de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, bastante crítico con la especialidad aunque, como ha dicho la señora Ansa, sí reconocía que este tipo de especialidad sí tenía que tener una formación específica.


Entre las razones que recogía el SEMFYC estaba la de que el área de capitación de médicos o médicas de familia compartía esta formación en su formación MIR. Después, se hablaba de que ya existen especialidades como la de internista e intensivista que también solapaban muchos campos de actuación; y había alguna cosa más que me pareció interesante.


Sin embargo, el 80 por ciento de los profesionales que trabajan en Urgencias son profesionales con la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria. Es decir, realmente hay una formación sanitaria que está preparada para atender este tipo de actividades, Eso no quita que se puedan mejorar y definir muchísimo mejor los ámbitos de actuación de Urgencias y Emergencias.


Luego, me llegó también la situación de bloqueo que estaba teniendo el nuevo Real Decreto de Especialidades Sanitarias. Un bloqueo que sigue alargado en el tiempo y que realmente hace que estemos bastante preocupados, porque sí que es verdad que aquel Real Decreto 634 de 2014, el de Troncalidad, ponía las bases de lo que podría ser la creación de nuevas especialidades y creíamos que era una herramienta imprescindible para definir y saber qué criterios y competencias se tienen que reunir para que existan este tipo de especialidades. Pero, también nos preocupaba el hecho de que no se tiene esa herramienta sigamos implementando, reconociendo nuevas especialidades y nos estemos encontrando, creo que el Estado español es de los que más especialidades médicas reconoce, creo que son unas cuarenta y tres, cuando la media europea está sobre treinta.


Entonces creíamos que había que hacer una reflexión profunda en ese sentido, que creíamos que estas reivindicaciones, el instar al reconocimiento de estas especialidades tenía base y argumentos como para poder apoyarlas, pero creíamos que había que hacer una visión un poco más general. En la moción y en la enmienda que hablamos y negociamos y que firmamos como EH Bildu, nos pareció que no era el ámbito más correcto, porque creemos que donde se tiene que dar este debate, desde luego, en el Congreso de los Diputados, en el Estado, con la Ministra de Sanidad y en la Comisión de Salud Estatal. Porque lo que tenemos que conseguir es que la herramienta que se tiene que desarrollar para la creación y desaparición de especialidades, tanto de Medicina, de Enfermería y de Odontología, tiene que ser una herramienta útil que pueda servir para muchísimo tiempo que nos permita a todas y a todos los profesionales de Salud saber cuáles son los procedimientos y los caminos para conseguirlo. En estos momentos creo que hay tres posibilidades de cara a demandar nuevas especialidades, que son: a través del Ministerio, de las Comunidades Autónomas, y de varias sociedades científicas que avalen y justifiquen.


Sin embargo, en el desarrollo de este Real Decreto nos volvemos a encontrar con el mismo bloqueo que sucedió en el 2014, por el cual el Tribunal Supremo anuló el Real Decreto, y es la ausencia de un informe de impacto económico en el Real Decreto, y ahora volvemos a estar con esa misma situación. Entonces, creíamos que era interesante que desde el Estado, desde el Gobierno se asuma esa responsabilidad, se elabore ese informe económico del impacto que va a tener este Real Decreto. Creemos que es imprescindible, porque eso nos va a dar una herramienta a las Comunidades Autónomas que tenemos competencias sanitarias para poder trabajar también desde nuestro ámbito, para crear las áreas de capacitación avanzada que se necesita en nuestros hospitales para poder formar a estos profesionales sanitarios, y ser capaces de planificar entre todas y todos un camino. Un camino que sepamos a dónde nos lleva y lo que buscamos con él.


Desgraciadamente seguimos en ese impasse. Sabemos que por parte del ministerio, en una respuesta que dio hace prácticamente un mes, reconocía que se estaba trabajando y que se iban a reconocer algunas de las especialidades, pero creemos que lo que realmente es imprescindible es la herramienta para saber cómo, cuándo y dónde se pueden crear nuevas especialidades tanto de Medicina, de Enfermería como de Odontología. Ahí, creemos que habría que hacer un esfuerzo importante entre todas y todos para tener esa herramienta de poder implementarla en cada uno de nuestras Administraciones.


Me parece la moción de lo más acertada. Creemos que pone el foco en un problema de desarrollo de la formación sanitaria en el Estado que es evidente y que necesita una solución. Mejor es una solución que no sea la mejor, pero que nos sirva para trabajar y que se pueda ir mejorando progresivamente con el tiempo, que no tener las lagunas que tenemos en estos momentos. Votaremos a favor de la moción, de la enmienda y desde luego, haremos seguimiento de esta situación. Muchas gracias.


SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Muchísimas gracias. Para finalizar el debate de esta moción, tiene la palabra por el Grupo Parlamentario Navarra Suma su portavoz, la señora Ibarrola, para su turno de réplica por un espacio máximo de cinco minutos. (MURMULLOS). Diez minutos. (RISAS). Gracias.



SRA. IBARROLA GUILLÉN: Gracias, Presidenta. Debo agradecer el apoyo por unanimidad a esta moción, que creo sinceramente que se complementa con la enmienda. Evidentemente es una moción para instar al Gobierno de España, que es quien tiene la competencia, como otras muchas veces que instamos al Gobierno de España a que haga lo que creemos que tiene que hacer y no tenemos la competencia. Ésta como otras muchas insisto.


Cierto que toda creación de una especialidad en ocasiones no tiene la unanimidad de todo el mundo y de todos los sectores, porque, efectivamente, a veces es difícil discernir dónde empiezan las competencias de unos y otros. Ha habido ciertos conflictos, yo diría que ya bastante superados, porque en 2015, en concreto con la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, hay un documento avalado por treinta sociedades científicas en España que apoyan la creación de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, además de la Sociedad Española de Medicina y Emergencias. Es decir, el consenso profesional es amplísimo.


Creo que como como políticos, lo que debemos hacer es hacer posible que aquello que tiene tan amplio consenso se haga. Entonces, sinceramente pensaba que esta moción tenía bastante poco de crítica política, porque, insisto, es un amplio consenso profesional, pero sí que me ha sorprendido, he de decir, cierto alarde de la portavoz socialista. Yo creo que aquí, no está para sacar pecho en esto ningún Gobierno, en España en concreto. Es verdad que hay menos especialidades en muchos países de Europa, pero también es cierto que de las especialidades de las que estamos hablando hay una generalización de reconocimiento en Europa que no existe en España, y que diferentes Gobiernos de España, de distintos partidos y colores como los propios profesionales que están reivindicando esta y otras especialidades, no han hecho la tarea, no han regulado a tiempo y con consenso, algo que insisto, tiene un amplio consenso profesional.


Entonces, así como se ha reconocido la creación de la especialidad de Psiquiatría Infantil, nosotros entendemos que no hay que esperar al desarrollo de ese decreto y que se pueden crear ya y sin mayor demora algo que se ha prometido en el tiempo y que no se ha cumplido, como son la creación de estas especialidades. Porque, sí, Gobierno socialistas crearon, reconocieron... Gobiernos socialistas retrasaron, no reconocieron y no planificaron el desarrollo de todas las especialidades de Enfermería que han resultado hasta hoy un verdadero fracaso, siendo como debieran ser una auténtica oportunidad para el sistema sanitario de presente y de futuro. Con lo cual, insisto, creo que esto requiere poca medalla de nadie. Requiere consenso y trabajo de futuro para hacer realidad lo que cuenta con un amplio consenso técnico y profesional.


Por mi parte, —termino— sí que creo que las especialidades de Medicina están bastante reconocidas después, que es lo que ocurre una vez que se aprueba la creación de la especialidad. Pero me preocupa y mucho, lo he dicho en muchas ocasiones, esa falta de planificación absoluta con las especialidades de Enfermería. Todos apoyamos el desarrollo de especialidades de Enfermería. Tienen competencias avanzadas a desarrollar y tienen un rol importantísimo en el sistema sanitario, pero no podemos seguir creando especialidades de Enfermería sin hacer esa tarea previa. No tiene ninguna razón de ser que tengamos ahora para hacer, supuestamente, las mismas funciones, porque nadie ha definido otras diferentes, enfermeras especialistas, enfermeras no especialistas, con un problema añadido que lo tenemos en esta Comisión día sí, día también.


Por lo tanto, sí al desarrollo de especialidades, sí, de forma más urgente, al desarrollo por parte del Gobierno de España en este momento, el que está gobernando en este momento, de esa planificación urgente. Muchas gracias.



SRA. PRESIDENTA (Sra. Medina Santos): Muchísimas gracias. Pasamos a la votación de la moción incorporada la enmienda presentada. ¿Votos a favor? (PAUSA). 13 votos a favor. Por lo tanto, se aprueba por unanimidad la moción con la enmienda presentada. Dicho esto y sin más asuntos que tratar, se levanta la sesión. Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las 11 horas y 14 minutos).


MOCIÓN PUBLICADA


Boletín Oficial del Parlamento de Navarra. Núm. 40 (29/03/2022)

Enlace


Resolución por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de 'Medicina de Urgencias y Emergencias'


APROBACIÓN POR LA COMISIÓN DE SALUD


En cumplimiento de lo establecido en el artículo 114 del Reglamento de la Cámara, se ordena la publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Navarra de la resolución por la que se insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a crear la nueva especialidad de 'Medicina de Urgencias y Emergencias', aprobada por la Comisión de Salud del Parlamento de Navarra en sesión celebrada el día 23 de marzo de 2022, cuyo texto se inserta a continuación:


“El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de Navarra a que inste al Gobierno de España a la creación de la nueva especialidad de ‘Medicina de Urgencias y Emergencias’ como especialidad primaria, añadida al actual mapa de especialidades médicas del Sistema Nacional de Salud en España.


El Parlamento de Navarra insta al Gobierno de España a la creación en el ámbito médico de las especialidades de Genética Clínica y Enfermedades Infecciosas; en el ámbito de la Odontología, la de Ortodoncia y Cirugía; y en el ámbito de la enfermería, las de UCI, atención a críticos, hospitalización y cuidados especiales; añadiéndolas al actual mapa de especialidades médicas y de enfermería del Sistema Nacional de Salud en España”.


Pamplona, 24 de marzo de 2022 El Presidente: Unai Hualde Iglesias




17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tags