Categorías

Buscar
  • #EspecialidadMUE

Moción consecuencia de Interpelación al Gobierno en el Senado

Actualizado: 13 nov

XIV Legislatura


Moción por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos.


Referencia


Escrito de Solicitud


Referencia


A LA MESA DEL SENADO


EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 173.2 del Reglamento de la Cámara y a la Norma Supletoria de la Presidencia del Senado de 30 de noviembre de 1993 que lo desarrolla, tiene el honor de presentar la siguiente MOCIÓN CONSECUENCIA DE LA INTERPELACIÓN Nº 670/000140 del mismo Grupo, para su debate en Pleno.


El Sistema Nacional de Salud y la asistencia sanitaria en España son pilares fundamentales de la sociedad del Bienestar. Mantienen una alta valoración por parte de los ciudadanos, aunque aspectos relacionados con los retrasos en la atención sanitaria, la inequidad en el acceso o el déficit de profesionales sanitarios hace que la percepción de la calidad de la Sanidad en España pueda empeorar.


El sistema en las últimas décadas ha tenido fortalezas, entre otras, la atención primaria desarrollada en los 80, la atención especializada con una amplia cartera de servicios y prestaciones con alta calidad, el sistema formativo MIR y la Organización Nacional de Trasplantes.


Todo ello gracias al verdadero motor del SNS que son los profesionales sanitarios (médicos y enfermeras) que lidian a diario con las debilidades del sistema y que pese a ello hacen que funcione. Profesionales que son valorados de modo muy positivo en los barómetros sanitarios y en estudios sociológicos.


Sin embargo, la pandemia por el SARS CoV2 ha mostrado fragilidades en la gobernanza del sistema nacional de salud que se han superado gracias a la profesionalidad, al nivel formativo y a la dedicación de los profesionales sanitarios. Este hecho ha sido reconocido en todos los ámbitos de la sociedad española. La labor no sólo asistencial, sino también docente e investigadora de muchos profesionales nos han llevado a esa buena percepción de la sanidad y también a superar la reciente crisis sanitaria vivida.


Los médicos y enfermeras constituyen el principal motor del Sistema Nacional de Salud y vemos con enorme preocupación cómo la carencia de estos profesionales puede afectar negativamente a la calidad de nuestro SNS en un futuro próximo. Desmotivación, jubilación próxima de gran porcentaje de médicos actualmente en ejercicio, déficit de profesionales, desigualdad entre profesionales de diferentes comunidades autónomas, retribuciones inferiores a países de nuestro entorno, son preocupaciones que amenazan el funcionamiento óptimo del SNS y que preocupan desde a los residentes, a los Jefes de Servicio, de los estudiantes a los Decanos de las facultades de Medicina, de los colegios profesionales a las Sociedades científicas o a los propios sindicatos profesionales.


Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Parlamentario Popular en el Senado presenta la siguiente:


MOCIÓN


El Senado insta al Gobierno a:


1. Promover, con las Comunidades Autónomas, un Plan Integral de Recursos Humanos que tenga en cuenta las necesidades presentes y futuras de profesionales sanitarios y una política retributiva y laboral que mejore su situación actual, todo dentro del marco del diálogo social.


2. En los estudios de Grado de medicina y enfermería:

a) Habilitar una carrera académico-asistencial para los profesores

universitarios vinculados, que dé respuesta a las necesidades actuales y futuras de las universidades que imparten titulaciones en ciencias de la salud.

b) Garantizar el profesorado necesario en las facultades de medicina y de enfermería para una enseñanza básica y clínica de calidad

c) Proceder al necesario incremento progresivo del número de alumnos en las facultades de medicina de las universidades españolas, para satisfacer la necesidad de médicos y enfermeras en el horizonte 2035.


3. En la Formación Sanitaria Especializada:

a. Aumentar el número de plazas MIR en especialidades deficitarias (entre otras Medicina de Familia y Comunitaria) en el horizonte 2028 y 2035 (Según alerta el “Informe Oferta-necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035” del Ministerio de Sanidad)

b. Garantizar que el sistema de elección de plazas de FSE (MIR, EIR) no deje plazas desiertas.

c. El proceso de elección 2023 se realizará con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento en tiempo real de las plazas disponibles en cada momento.

d. La Orden que regula la FSE facilitará que no queden sin cubrir aquellas plazas que, siendo adjudicadas, no se cubren al no tomar posesión de ellas sus adjudicatarios. renunciando antes de la firma del contrato

e. Incrementar el número de Unidades Docentes de Medicina de Familia y Comunitaria y agilización de los requisitos de acreditación


4. Crear un Registro Estatal de Profesionales Sanitarios que sirva para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales en determinadas especialidades.


5. Crear la Especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias


6. Facilitar e incentivar la cobertura de plazas de profesionales sanitarios en zonas de difícil cobertura, con especial mención a las zonas rurales con baja densidad de población y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.


Palacio del Senado, 5 de octubre de 2022.

Javier MAROTO ARANZÁBAL PORTAVOZ


Enmiendas presentadas


Grupo parlamentario democrático (Cs, Teruel Existe, Partido regionalista de Cantabria)


A LA MESA DEL SENADO


El Grupo Parlamentario Democrático (Ciudadanos, Agrupación de Electores Teruel Existe y Partido Regionalista de Cantabria), a iniciativa de Joaquín Vicente Egea Serrano y Beatriz Martín Larred, Senadores de la Agrupación de Electores Teruel Existe, al amparo de lo establecido en el Reglamento del Senado, presenta las siguientes ENMIENDAS a la Moción Consecuencia de Interpelación del Grupo Parlamentario Popular con no exp. 671/000136, por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos.


ENMIENDA 1

Enmienda de adición, nuevo apartado F al punto 3 que quedaría:

3 f) Establecer los mecanismos necesarios para frenar el éxodo al extranjero de médicos formados (tanto recién titulados como ya especializados).


ENMIENDA 2

Enmienda de adición, nuevo apartado G al punto 3 que quedaría:

3 g) Aumentar el número de plazas MIR en Medicina de Familia y Comunitaria, Geriatría, Pediatría, Salud Mental y Matrona.


ENMIENDA 3

Enmienda modificación del punto 5 que quedaría:

5.Crear las Especialidades de Medicina de Urgencia y Emergencias y de Enfermedades Infecciosas.


ENMIENDA 4

Enmienda de adición, nuevo punto 7 que quedaría:

7. Elaborar un plan de retorno para los médicos que, formándose en España, tuvieron que emigrar por no tener certidumbre laboral.


ENMIENDA 5

Enmienda de adición, nuevo punto 8 que quedaría:

8. El Ministerio elaborará un programa de incentivación para la formación de médicos en aquellas especialidades que atraen a menos candidatos.


ENMIENDA 6

Enmienda de adición, nuevo punto 9 que quedaría:

9. Elaborar un plan de formación de “segunda oportunidad” para aquellos médicos que no pudieron acceder a la carrera formativa MIR, pero llevan años trabajando como médicos titulados.


Palacio del Senado, 17 de octubre de 2022

Joaquín Vicente Egea Serrano

Beatriz Martín Larred

José Miguel Fernández Viadero

PORTAVOZ


Grupo parlamentario de izquierda confederal (Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Agrupación Socialista Gomera)


A LA MESA DEL SENADO


El Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal (Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Agrupación Socialista Gomera), a instancias del Senador Carles Mulet García (Compromís), presenta la siguients enmienda a la Moción por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos (671/ 000136).


ENMIENDA Nº1

De adición de un nuevo punto


Iniciar los trámites para transferir cuanto antes y sin más dilación a las comunidades autónomas los servicios sanitarios dependientes de Instituciones Penitenciarias para su plena integración en los correspondientes servicios autonómicos de salud, tal y como está establecido en la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, A tal efecto se procederá a la plena integración de los servicios sanitarios penitenciarios en el Sistema Nacional de Salud, conforme al sistema de traspasos establecidos por los estatutos de autonomía.


Palacio del Senado, 18 de octubre de 2022


Grupo parlamentario mixto


A LA MESA DEL SENADO


El Grupo Parlamentario Mixto, a iniciativa de los senadores de Vox José Manuel Marín Gascón, Yolanda Merelo Palomares y María José Rodríguez de Millán Parro, al amparo de lo establecido en el Reglamento del Senado, presenta las siguientes ENMIENDAS a la moción con número de expediente 671/000136 suscrita por el Grupo Parlamentario Popular, por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos


Enmienda 1

de modificación


Se propone modificar el punto 1 de la parte dispositiva de la Moción, que quedaría redactado de la siguiente manera:


«1. Promover un Plan Integral de Recursos Humanos que tenga en cuenta las necesidades presentes y futuras de profesionales sanitarios y una política retributiva y laboral que mejore su situación actual, todo dentro del marco del diálogo social. En todo caso, se debe impulsar la igualdad salarial en todo el territorio nacional con independencia de la región en que se ejerza la actividad profesional ―sin perjuicio de los complementos por estancia en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla―, así como la prevalencia absoluta del español en los requisitos de acceso a las profesiones sanitarias.»


Enmienda 2

de modificación


Se propone modificar el punto 3 de la parte dispositiva de la Moción, añadiendo una letra f), que quedaría redactada de la siguiente manera:

«f) Fomentar el establecimiento de hospitales de simulación clínica y quirúrgica en los que los distintos profesionales sanitarios puedan hacer prácticas en ambientes reales.»


Palacio del Senado, a 17 de octubre de 2022

PORTAVOZ

María José Rodríguez de Millán Parro


Grupo Parlamentario Socialista


A LA MESA DEL SENADO


El Grupo Parlamentario Socialista, al amparo de lo establecido en el artículo 174 del Reglamento de la Cámara y de los artículos 1 y 2 de la Norma Supletoria de la Presidencial del Senado de 30 de noviembre de 1993 sobre la tramitación de mociones, presenta la siguiente enmienda a la Moción consecuencia de interpelación con número expediente 671/000136 del Grupo Parlamentario Popular por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos.


ENMIENDA DE MODIFICACIÓN


El Pleno del Senado insta al Gobierno a,

1. Promover, con las Comunidades Autónomas, medidas integrales de Recursos Humanos que tengan en cuenta las necesidades presentes y futuras de profesionales sanitarios y una política retributiva y laboral que mejore su situación actual, todo dentro del marco del diálogo social.


2. En los estudios de Grado de medicina y enfermería:

a) Fomentar la carrera académico-asistencial facilitando la incorporación de profesionales sanitarios a plazas docentes, dando respuesta a las necesidades actuales y futuras de profesorado en las universidades que imparten titulaciones en ciencias de la salud.

b) Continuar los esfuerzos para garantizar el profesorado necesario en las facultades de medicina y de enfermería para una enseñanza básica y clínica de calidad.

c) Colaborar con las CCAA y las universidades para conseguir el necesario incremento progresivo del número de alumnos en las facultades de medicina de las universidades españolas, para satisfacer la necesidad de médicos y enfermeras en el horizonte 2035.


3. En la Formación Sanitaria Especializada:

a. Impulsar una oferta de plazas MIR que atienda las necesidades de especialistas en especialidades deficitarias (entre otras Medicina de Familia y Comunitaria) en el horizonte 2028 y 2035 (Según alerta el “Informe Oferta-necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035” del Ministerio de Sanidad)

b. Facilitar, en el marco normativo vigente, que el sistema de elección de plazas de FSE (MIR, EIR) no deje plazas desiertas.

c. El proceso de elección 2023 se continuar su desarrollo con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento de las plazas disponibles y facilitando la elección de los y las participantes.

d. Incrementar la capacidad docente de Unidades Docentes de Medicina de Familia y Comunitaria y la actualización de los requisitos de acreditación de las unidades docentes multiprofesionales de Atención Familiar y Comunitaria.


4. Impulsar la incorporación de datos al Registro Estatal de Profesionales Sanitarios que servirá para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales en determinadas especialidades.


5. Continuar el trabajo para la valoración de la creación de nuevas especialidades, entre ellas Medicina de Urgencias y Emergencias, en el seno de la Comisión de Recursos Humanos.


6. Coordinar el trabajo de consenso con las Comunidades Autónomas de cara a facilitar e incentivar la cobertura de plazas de profesionales sanitarios en zonas de difícil cobertura, con especial mención a las zonas rurales con baja densidad de población y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.”


Palacio del Senado, 17 de octubre de 2022

Gonzalo Palacín Guarné

Portavoz Adjunto Grupo Parlamentario Socialista


Sesión en Pleno


DS. Senado Núm. 106 pág. 56 de 19/10/2022


La señora VICEPRESIDENTA (Narbona Ruiz): A esta moción consecuencia de interpelación se han presentado diez enmiendas: seis del Grupo Parlamentario Democrático, una del Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal, dos del Grupo Parlamentario Mixto y una del Grupo Parlamentario Socialista.


Para la defensa de la moción, tiene la palabra, por el Grupo Parlamentario Popular, el senador Raboso García-Baquero.



El señor RABOSO GARCÍA-BAQUERO: Señorías, el Sistema Nacional de Salud, que yo creo que estamos todos de acuerdo en que puede ser considerado la joya de la corona de los servicios públicos de este país y un verdadero orgullo para todos y cada uno de los españoles, tiene en la actualidad dos amenazas estratégicas que ponen en riesgo seriamente su viabilidad. La primera de ellas ―yo creo que es conocida para cualquier persona informada en este país― es la financiación. Constantemente salen tratamientos nuevos muy efectivos pero también mucho más caros, increíblemente caros en ocasiones. Ahora mismo hay tratamientos contra el cáncer que son muy efectivos para pacientes a los que antes no se les podía ofrecer ninguna solución que tienen costes que comienzan a partir de los 360 000 euros por paciente y con frecuencia superan el medio millón, y hay que atender esos costos, porque ya digo que tienen una efectividad que en muchos casos supone la vida, cuando no el bienestar del paciente.


Pero existe otra amenaza estratégica más larvada y quizás más grave aún si cabe: los recursos humanos. Los recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud requieren atención por parte del Gobierno y de los legisladores de forma inmediata. ¿Por qué? Hay un problema cuantitativo y un problema cualitativo grave sobre los recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud. El problema cuantitativo reside en el hecho de que faltan muchos sanitarios. Se concentra esa carencia en algunas especialidades, pero es una carencia muy generalizada. ¿Y por qué faltan sanitarios? En primer lugar, por la expansión del sistema debido a la descentralización. También porque existe una capacidad limitada de formación; la formación de médicos, de médicos especialistas, de enfermeras y de enfermeras especialistas requiere unos recursos que evidentemente son limitados, pero también es verdad que dentro de diez o quince años se van a jubilar entre el 30 y el 35 % de los sanitarios de este país, y ese problema no está ni atendido ni resuelto. Además, ahora se puede considerar que los sanitarios de este país están entre los mejores cerebros que salen de nuestras facultades y desde luego de los hospitales. Son personas que hablan numerosos idiomas y que andan por Europa y por todo el mundo como por su propia casa. Desde el año 2008 hasta el año 2020, 37 940 facultativos de este país han solicitado el certificado de idoneidad, que es el requisito administrativo para ejercer fuera de España; 37 940 hasta el año pasado. No nos lo podemos permitir.


Pero ya digo que además hay un problema cualitativo, y es que podríamos decir que el Sistema Nacional de Salud no es competitivo, fundamentalmente ―pero no solo― por la baja remuneración. Somos el país que peor paga a los sanitarios, tan solo por detrás de Grecia. Para que los médicos y las enfermeras de este país ganaran tanto como los alemanes habría que aumentar en dos puntos la financiación de la sanidad en los Presupuestos Generales del Estado. Pero además de la falta de facultativos, las condiciones laborales son malas. Hay una gran sobrecarga laboral para todos los sanitarios, no se fomenta la investigación y tampoco el reciclaje, como se hace en otros países. Por si fuera poco, antes, hace treinta años, cuando yo empecé a ejercer la carrera, el Sistema Nacional de Salud básicamente no tenía competencia, pero ahora la tiene; la tiene de la medicina privada, que cada vez ofrece cosas más interesantes a los facultativos, la tiene de Europa y la tiene de la industria.


Por todo ello, es fundamental acometer la realidad de este problema y, sobre todo, elaborar un plan integral de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud, como planteamos en nuestra moción. No valen parches, es necesario hacer un plan integral global para los próximos decenios. Hay que trabajar intensamente en especialidades como medicina familiar y comunitaria, como en pediatría y por supuesto también en otras especialidades, así como en enfermería. Es importante aumentar la acreditación desde unidades docentes, hay que intentar incrementar la capacidad de formación universitaria, y todo ello sin disminuir la calidad, porque no nos lo podemos permitir bajo ningún concepto. Un ejemplo claro de esta situación es la especialidad de medicina de urgencias y emergencias, que solamente no existe en dos países de la Unión Europea, uno de ellos, España, de forma absolutamente incomprensible. Por otra parte, las medidas que propone la moción no tendrán efecto inmediato. Algunas de esas medidas tendrán efecto dentro de doce años, que es lo que se tarda en dar la formación básica a un facultativo especialista. Por tanto, urge tomar medidas a la mayor brevedad en ese sentido o nuestros hijos y nuestros nietos no disfrutarán del Sistema Nacional de Salud del que hemos disfrutado nosotros.


Nada más, muchas gracias. (Aplausos).


La señora VICEPRESIDENTA (Narbona Ruiz): Muchas gracias, señoría.


Para la defensa de las enmiendas, por el Grupo Parlamentario Democrático, tiene la palabra el senador Egea Serrano.



El señor EGEA SERRANO: Gracias, señora presidenta. Buenos días, senadores y senadoras.


Esta moción consecuencia de interpelación que nos trae hoy el Partido Popular pretende aportar soluciones a uno de los mayores problemas que nos afectan a día de hoy, un problema al que si nos ponemos soluciones puede ser dramático para amplias zonas del país, principalmente si nos referimos a los territorios de la España vaciada. Decimos en ocasiones que tenemos el mejor servicio sanitario del mundo, y en la pandemia pudimos comprobar que tenemos el mejor servicio sanitario del mundo no ya por los medios que les damos a nuestros sanitarios, sino por la calidad de nuestros profesionales sanitarios.


Si bien podemos estar de acuerdo en el análisis del problema, echamos en falta más ambición en las posibles soluciones. Si nos centramos en el colectivo médico y en la actual falta de médicos formados para realizar su labor en las diferentes especialidades médicas, nos deberíamos plantear las siguientes preguntas: ¿faltan realmente licenciados médicos en España?, ¿formamos suficientes licenciados médicos en España? y —que en ocasiones pasa desapercibido— ¿formamos médicos para las necesidades de nuestra sanidad? Si bien es cierto que la respuesta a estas preguntas puede ser más o menos compleja, lo que observa cada uno de nosotros cuando hacemos uso de los servicios sanitarios es que cada vez hay menos profesionales médicos en nuestros centros sanitarios, falta que es más grave en el entorno rural y sobre todo si hablamos de atención primaria.


Para intentar aportar soluciones a estos problemas hemos presentado las siguientes enmiendas. Por un lado, pedimos establecer los mecanismos necesarios para frenar el éxodo al extranjero de nuestros médicos formados, tanto de recién titulados como de los especializados ya. Es un drama que con el tiempo y los recursos que cuesta formar a un médico en nuestra sanidad tengan que marchar fuera de España porque aquí no se les ofrecen oportunidades. De la misma manera, debemos elaborar un plan de retorno para aquellos médicos que formándose en España tuvieron que emigrar por no tener certidumbre laboral aquí. Pedimos también, por reclamación de los propios organismos médicos, no solo crear las especialidades de medicina de urgencia y emergencia, sino también la de enfermedades infecciosas, de manera que se formen médicos especializados en estas especialidades y el sistema no tenga que nutrirse de médicos formados en otras. Dado que hay especialidades que se quedan sin cubrir con la selección de plazas MIR, pedimos al ministerio que elabore un programa de incentivación para la formación de médicos en aquellas especialidades que atraen a menos candidatos. Y por supuesto, y dado que nos preguntamos si hay suficiente número de médicos formados o no, pedimos elaborar un plan de formación de segunda oportunidad para aquellos médicos que no pudieron acceder a la carrera formativa MIR pero que llevan años trabajando como médicos titulados. Por último, y dado que la moción hace referencia a la necesidad de aumentar el personal de enfermería, también hemos presentado una enmienda en cuya transcripción ha habido un error ―un error del que nos hemos dado cuenta tarde― y en la que pedimos aumentar el número de plazas EIR, no MIR, como aparece en la enmienda, para las especialidades de medicina de familia y comunitaria, geriatría, pediatría, salud mental y matrona; el personal de enfermería también es muy necesario en el medio rural.


Nada más, y muchísimas gracias, señora presidenta.


La señora VICEPRESIDENTA (Narbona Ruiz): Muchas gracias, señoría.


Para la defensa de la enmienda del Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal, tiene la palabra el senador Mulet García.


El señor MULET GARCÍA: Gràcies, Presidenta. Les done per defensades.


Gracias, presidenta. La doy por defendida.


La señora VICEPRESIDENTA (Narbona Ruiz): Gracias, señoría.


Por el Grupo Parlamentario Mixto, para la defensa de sus enmiendas, tiene la palabra el senador Marín Gascón.


El señor MARÍN GASCÓN: Gracias, presidenta.



Señorías, el sistema sanitario español, ese sistema tan aplaudido en todo el mundo y señalado como uno de los mejores, si no el mejor de todos, hace años que está en peligro por la inacción de las distintas administraciones y Gobiernos. Tras la pandemia del COVID, esas carencias y déficits que desde hacía tiempo venía mostrando nuestro sistema sanitario se han puesto en evidencia agravando una situación que en algunos lugares se mostraba como caótica. Son muchas las cosas que hay que corregir, pero sobre todo hay que realizar una proyección a futuro.


Uno de los graves problemas que atenaza nuestro sistema sanitario es la política retributiva y laboral de nuestro personal médico y de enfermería, lo que obliga a muchos de ellos a irse al extranjero buscando una mejor situación. Esto, paradójicamente, nos obliga a contratar a personal extranjero, fundamentalmente médico, que en muchos casos no tiene la formación y los conocimientos que sí tienen nuestros médicos, lo que hace que sean requeridos por muchos países. Es surrealista que nos gastemos millones en formar a nuestros médicos y que cuando estos ya están formados tengan que irse al extranjero.


Por lo expuesto anteriormente, señorías del Grupo Popular, presentamos dos enmiendas a su moción. La primera es de modificación del punto 1 de la parte dispositiva de la moción, que quedaría redactado de la siguiente manera: Promover un plan integral de recursos humanos que tenga en cuenta las necesidades presentes y futuras de profesionales sanitarios y una política retributiva y laboral que mejore su situación actual, todo dentro del marco del diálogo social. En todo caso, se debe impulsar la igualdad salarial en todo el territorio nacional, con independencia de la región en que se ejerza la actividad profesional, sin perjuicio de los complementos por estancia en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, así como la prevalencia absoluta del español en los requisitos de acceso a las profesiones sanitarias. En la segunda enmienda proponemos añadir un nuevo apartado f) al punto 3 de la parte dispositiva de la moción, que quedaría redactado de la siguiente manera: Fomentar el establecimiento de hospitales de simulación clínica y quirúrgica en los que los distintos profesionales sanitarios puedan hacer prácticas en ambientes reales. Estas son nuestras enmiendas, esperamos que sean aceptadas.


Muchas gracias.


La señora VICEPRESIDENTA (Narbona Ruiz): Muchas gracias, señoría.


Para la defensa de la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra el senador Magdaleno Alegría.


El señor MAGDALENO ALEGRÍA: Muchas gracias, señora presidenta.



Buenos días, señorías. Hoy el Grupo Popular presenta una propuesta donde, entre otras cuestiones, solicita al Gobierno de España que se adopten una serie de medidas para aumentar las plazas MIR, el número de sanitarios públicos y los recursos económicos para la sanidad pública, y en el Grupo Socialista nos preguntamos: ¿por qué presenta el Grupo Popular esta iniciativa si ayer el señor Feijóo dijo al presidente del Gobierno que no se atribuyera el éxito de la vacunación contra el COVID, dado que la gestión era de las comunidades autónomas? (Aplausos). ¿No se hablan entre ustedes, señorías del Partido Popular? Nuestra perplejidad con la iniciativa aumenta en la medida en que precisamente el anterior Gobierno del Partido Popular fue quien aplicó los recortes más duros a la sanidad pública y en la oferta de plazas MIR. Y hoy, tratando de borrar como por arte de magia su pasado, piden al Gobierno de España hacer todo lo contrario de lo que ustedes hicieron, e incluso con su propuesta quieren apuntarse la iniciativa de medidas que ya está aplicando el Gobierno de España. (El señor vicepresidente, García-Escudero Márquez, ocupa la Presidencia).


Hasta ahora, en el Grupo Socialista pensábamos que del Partido Popular y de sus aliados de extrema derecha nos separaban nuestras ideas y nuestro distinto modelo de sociedad. Así, mientras la derecha defiende un modelo privado de sálvese quien pueda y por el que tan solo se puede acceder a la sanidad que uno se pueda pagar, nosotros apostamos por un modelo de sanidad pública para las clases medias y trabajadoras, y es que, señorías, en nuestro modelo de sanidad pública nadie se hipoteca por un tratamiento de cáncer. (Aplausos). Ahora veo que tenemos otra diferencia, señorías, porque mientras que para nosotros, la socialdemocracia, palabra y hechos van de la mano, la derecha dice una cosa pero en realidad hace todo lo contrario, y es que hoy mediante su propuesta quieren que el relato mate al dato, puesto que el dato son sus recortes masivos en la sanidad pública.


Sin embargo, en política más importante que lo que se dice es lo que se hace; lo importante y lo relevante, señorías, son los hechos, y remitiéndome precisamente a eso, a los hechos, podemos afirmar que su propuesta nos parece incoherente, tardía e irrealizable. Su propuesta nos parece incoherente porque precisamente ustedes, en su Gobierno anterior, hicieron lo contrario que hoy piden al Gobierno de España, esto es, aplicar durísimos recortes en sanidad y educación, un auténtico austericidio y castigo a la clase media y trabajadora, y a la vez regalaron miles de millones a la banca. A pesar de que ustedes tenían informes que alertaban sobre el problema de la falta de personal sanitario para los próximos años, lejos de subsanar esa situación, recortaron en personal, recortaron en plazas MIR y recortaron en recursos económicos para la sanidad. Así, por ejemplo, entre 2011 y 2018 se perdieron más de 1000 plazas MIR. Y la pregunta que nos surge, señorías del Partido Popular, es: ¿cómo hubiese sido la gestión de la pandemia con los más de 30 000 sanitarios que se perdieron durante su Gobierno? (Aplausos).


Llegan tarde con su propuesta porque muchas medidas ya se están implementando, como aludimos en nuestra enmienda. Desde que llegó Pedro Sánchez al Gobierno de España se han incrementado, señorías, un 38 % las plazas MIR. Este año se ha llegado a la cifra récord de oferta de plazas MIR, 11 000 plazas. Señorías del Partido Popular, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado contempla 50 millones de euros para aumentar más del 15 % las plazas de las facultades de Medicina públicas de España, posibilitando así por cierto que las personas puedan acceder a esta formación, independientemente de su capacidad económica. Existe un plan económico para la estabilización, al que no aluden, señorías del Partido Popular, de más de 67 000 profesionales de la sanidad, que ahora están en una situación de precariedad absoluta, y de la mano de las comunidades autónomas, como marca nuestra Constitución, estamos estudiando condiciones y requisitos para el acceso de nuevas especialidades médicas. Señorías del Partido Popular, estos son los datos.

Y, finalmente, su propuesta no nos parece creíble. Mientras hoy plantean una propuesta que implica una mayor inversión pública en sanidad y formación sanitaria, al mismo tiempo, y de la mano de la extrema derecha, han bajado los impuestos al 0,2 % más rico de la población, y además el señor Feijóo nos habla constantemente de bajadas masivas de impuestos. Y es que los Gobiernos no se forran con los impuestos, como dice el señor Feijóo, sino que hacen posible en este país un servicio público de sanidad que es un referente mundial en cuanto a su calidad, a su eficiencia y a su universalidad. Y es que la clase media y trabajadora sabe perfectamente que con el Estado del bienestar reciben mucho más de lo que pagan por sus impuestos.


En definitiva, señorías del Partido Popular, hoy ustedes aquí han afirmado una cosa, pero tienen un programa oculto que consiste en seguir bajando masivamente los impuestos a las clases más pudientes y volver a recortar prestaciones sanitarias a la clase media y trabajadora.


Muchas gracias. (Aplausos).


El señor VICEPRESIDENTE (García-Escudero Márquez): Muchas gracias, senador Magdaleno.


Para indicar si acepta o no las enmiendas defendidas, tiene la palabra el senador Raboso.


El señor RABOSO GARCÍA-BAQUERO: Sí, señor vicepresidente.



Vamos a aceptar la enmienda número 1 de Teruel Existe porque nos parece una incorporación interesante. En cuanto al resto de las enmiendas, entendemos que pueden ser incorporadas a lo que es el ámbito que recoge el texto de nuestra moción, salvo la del Grupo Socialista, que lleva implícito algo así como que estuvieran haciendo algo cuando por los hechos es muy evidente que no están haciendo absolutamente nada. (Protestas.— Aplausos). No queremos que la moción quede desvirtuada por un seguido de embustes, por eso no somos capaces de admitirlas. Admitimos solamente la primera enmienda de Teruel Existe.


Muchas gracias. (Aplausos).


El señor VICEPRESIDENTE (García-Escudero Márquez): Muchas gracias, senador Raboso.


Pasamos al turno de portavoces. Por el Grupo Parlamentario Mixto, tiene la palabra el senador Marín Gascón.


El señor MARÍN GASCÓN: Gracias, presidente.



Señorías, según el último estudio de demografía médica del Ministerio de Sanidad, con datos referidos a 2018, el Sistema Nacional de Salud cuenta con 158 000 profesionales. En nuestro país existen 384 médicos por cada 100 000 habitantes, una cifra muy similar al promedio de la Unión Europea, 382. Pero, según el Global Health Security Index, las diferencias por países son notables; lidera el ranking Grecia, con 619 médicos; le siguen Portugal, con 443, Noruega, con 439, y Alemania, con 419. El último estudio oferta-necesidad de especialistas médicos 2018-2030, del Ministerio de Sanidad, arroja un dato demoledor: la mitad de los especialistas en España superan los 50 años. Según el estudio realizado por el centro de estudios del sindicato médico de Granada, en los próximos diez años España perderá 80 000 médicos por jubilación, a una media de entre 7000 a 8000 médicos por año.


Ya en 2009 se advirtió de que sería un problema reponer las plazas de médicos según estos se jubilarán, pero las administraciones no reaccionaron a tiempo y ahora faltan médicos de varias especialidades, con especial importancia en atención primaria, por no poder cubrir las plazas que quedan vacantes. En España no ha existido nunca una planificación adecuada a medio y largo plazo, a pesar de las muchas veces que desde 2009 se ha ido advirtiendo por las distintas administraciones. La Confederación estatal de sindicatos médicos afirma que el aumento de plazas MIR en los últimos años no es suficiente, en su opinión, llega tarde y supone una falta de previsión. La pandemia COVID ha puesto al descubierto los déficits que previamente ya existían debido, entre otras cosas, a que el sistema no se ha reforzado desde el año 2010. La atención primaria ha sufrido especialmente la sobrecarga asistencial derivada de la COVID. El 74,3 % de los profesionales que trabajan en esos centros tiene más de 55 años. Por otro lado, hay unos 12 000 médicos que podrían prejubilarse en los próximos cinco años con una pequeña penalización. Cada vez son más los que se lo piensan y menos los profesionales que deciden continuar en el sistema cuando cumplen la edad límite. En la actualidad muchos médicos españoles que terminan el MIR y consiguen su especialidad se ven obligados a irse al extranjero por falta de estabilidad y condiciones laborales aceptables. Sirva como ejemplo que un residente de primer año cobra unos 1245 euros brutos al mes y un residente de cuarto año, unos 2200. Ni los Gobiernos del Partido Socialista ni los Gobiernos del Partido Popular adoptaron medidas para evitar este problema dramático que va a afectar gravemente en los próximos años al sistema sanitario español; un sistema sanitario de muy alta calidad reconocida en todo el mundo y que por dejadez de los distintos Gobiernos nacionales y autonómicos se va a poner en peligro.


Señorías del Grupo Popular, estamos de acuerdo con su moción y votaremos a favor.


El señor VICEPRESIDENTE (García-Escudero Márquez): Muchas gracias, senador Marín. Por el Grupo Parlamentario Democrático, tiene la palabra el senador Egea.


El señor EGEA SERRANO: Gracias, señor presidente.



Señorías, ante la falta de médicos en nuestros centros de salud, consultorios y hospitales, nos deberíamos preguntar si faltan médicos o los tratamos mal. En este momento España es el segundo país del mundo en cuanto a la proporción de facultades de Medicina por millón de habitantes, duplicamos las recomendaciones de la OMS. Por lo tanto, más que un problema de número de licenciados en Medicina, tenemos un problema de formación especializada para el número de médicos licenciados.


Esta situación genera una precarización de la actividad médica que redunda al final en un mal funcionamiento del servicio sanitario. Esta precarización de la actividad médica la sufrimos a diario todos los ciudadanos, y más grave es cuanto más pequeños son nuestros centros sanitarios. De esta manera, aunque la semana pasada la ministra de Sanidad aseguró que en Aragón estamos en muy buenas condiciones, nos encontramos con consultorios médicos en los que la falta de médicos es algo habitual; en nuestros pueblos nos encontramos con carteles que nos anuncian en qué días y en qué horarios debemos ponernos enfermos; centros de salud en los que los médicos actuales se enfrentan a agotadoras jornadas de guardia ante la falta de efectivos, este es el caso del centro de salud de Utrillas, donde desde este verano no se cubren la mitad de las plazas de médicos de atención primaria. Y si hablamos de hospitales, esta misma semana hemos conocido la dimisión, el pasado 6 de octubre, de la responsable de la unidad de oncología del Servicio de Salud de Barbastro. En su carta de despedida denuncia la precariedad del servicio que dirigía, con solo un 50 % de la plantilla. Sus últimas palabras deben hacernos pensar a todos sobre el punto al que estamos llevando a nuestra sanidad y a nuestros sanitarios. En su despedida, esta médica dijo: Siento no haber podido hacer más.


Nos enfrentamos ante un problema que necesita de un amplio consenso en las medidas a adoptar, teniendo en cuenta que son soluciones a largo plazo, ya que formar a un médico, como se ha dicho, cuesta un mínimo de diez años. Debemos solucionar nuestra falta de profesionales médicos formando más, pero sobre todo debemos dar a los profesionales formados la suficiente certidumbre de futuro para que puedan iniciar un proyecto de vida en el lugar en el que deban trabajar. La ciudadanía está movilizándose en la calle y las instituciones no podemos ponernos de perfil. La semana que viene el Movimiento de acción rural de las cuencas mineras turolense llevará su reivindicación, en defensa de la sanidad pública y de la necesidad de aportar soluciones para la sanidad rural, a las calles de Teruel, Zaragoza y Madrid. El próximo 27 de octubre, a las puertas del Congreso de los Diputados, reclamarán a sus representantes que tomen decisiones. Es el momento de aportar certezas y esperanzas a los ciudadanos. Parece que el número de plazas no es un problema y que el auténtico cuello de botella está en la formación posterior. Por lo tanto, señorías, faltan médicos o los tratamos mal.


Nada más.


El señor VICEPRESIDENTE (García-Escudero Márquez): Muchas gracias, senador Egea. Por el Grupo Parlamentario de Izquierda Confederal, tiene la palabra el senador Mulet.



El señor MULET GARCÍA: Les CCAA porten ja mesos treballant per a acordar eixe Pla Integral de Recursos Humans. És a dir, ja s’està desenvolupant el que vostés demanen ací. Deurien ja saber-ho perquè hi ha CCAA del PP que estan participant en aquests treballs.


En Quant als estudis de Grau de medicina i infermeria, a més de l’autonomia universitària que cal tindre en compte, assenyalen aspectes absurds i obvietats (com garantir el professorat necessari en les facultats, que està garantit perquè no hi ha places vacants; les places que hi ha per a estudiar són les que hi ha en les universitats... ). D’altra banda el nombre de places MIR es determina en funció de les peticions que fan les CCAA i són els que es presenten a estes places els que decideixen quina especialitat volen i per això hi ha especialitats deficitàries, perquè no es trien pels estudiants. Respecte a l’elecció de les places MIR, va haver-hi una manifestació pels canvis a l’hora de triar plaça de manera telemàtica als hospitals entre 8.000 opcions, i que el sector va criticar per no ser transparent ni oferir garanties, fet pel qual van demanar poder seguir en directe l’assignació de places i evitar que queden desertes nombroses places en alguns serveis de salut autonòmics, segons va recollir la premsa. Existeix a més plena ocupació en medicina i infermeria, per això si la gent renuncia a una plaça aconsegueix una altra que li interesse més.


Sí que estaria bé agilitzar els requisits d’acreditació, val. Existeix una normativa europea que ens obliga a crear un Registre Estatal de Professionals Sanitaris i s’ha d’estar treballant en això.


La setmana passada s’anava a crear l’Especialitat de Medicina d’Urgències i Emergències i es va demanar a totes les CCAA que opinaren sobre aquest tema i totes a favor que es faça. L’única en contra era la ministra. Des del PV estem a favor. Demanar al Govern que facilite i incentive la cobertura de places és un absurd perquè la competència és autonòmica. Al PV s’ha fet un decret per a donar facilitats, principalment diners, per a cobrir aquest tipus de places. Si no es cobreixen es pot fer amb professionals de CCAA veïnes temporalment, però és una competència completament autonòmica. (El señor presidente ocupa la Presidencia).


Per això, perquè entenem que és una moció que no porta a cap lloc, no la podem votar a favor.


Gracias.


Las comunidades autónomas llevan ya meses trabajando para acordar ese plan integral de recursos humanos que ustedes proponen, es decir, ya se está desarrollando lo que ustedes piden aquí que se desarrolle y deberían saberlo porque hay comunidades autónomas del Partido Popular que están participando en estos trabajos.


En cuanto a los estudios de grado de Medicina y Enfermería, además de la autonomía universitaria, que hay que tenerla en cuenta, señalan aspectos que resultan muchas veces absurdos u obviedades, por ejemplo, garantizar el profesorado necesario en las facultades, ya que está garantizado porque no hay plazas vacantes, las plazas que hay para estudiar son las que hay en las universidades. Por otro lado, el número de plazas MIR se determina en función de las peticiones que hacen las comunidades autónomas y son los que se presentan a estas plazas los que deciden qué especialidad quieren, por eso hay especialidades que son deficitarias, porque los estudiantes no las escogen. En cuanto a la elección de las plazas MIR, hubo una manifestación por el cambio a la hora de elegir las plazas en hospitales de manera telemática entre 8000 opciones, algo que el sector criticó por no ser transparente ni ofrecer garantías y hecho por el cual pidieron poder seguir en directo la asignación de plazas, y así se evita que se queden desiertas numerosas plazas en algunos servicios de salud autonómicos, según recogió la prensa. Existe además la plena ocupación en medicina y enfermería, por eso, si la gente renuncia a una plaza consigue otra que le interese más.


Sí que estaría bien agilizar los requisitos de acreditación; eso está bien. Existe una normativa europea que nos obliga a crear un registro estatal de profesionales sanitarios y hay que trabajar en eso. La semana pasada se iba a crear la especialidad de Medicina de Urgencias y se pidió a todas las comunidades autónomas que opinaran; todas votaron a favor y la única que estaba en contra era la ministra. En el País Valenciano también estamos a favor, estamos a favor de que se cree esta especialidad. Pedir al Gobierno que facilite e incentive la cobertura de plazas es un absurdo porque la competencia, como bien saben, es autonómica. En el País Valenciano se ha hecho un decreto para dar facilidades, principalmente económicas, a la hora de cubrir este tipo de plazas. Si no se cubren, se puede hacer con profesionales de comunidades autónomas vecinas temporalmente, pero es una competencia completamente autonómica. (El señor presidente ocupa la Presidencia).


Por eso entendemos que es una moción que no nos lleva a ninguna parte, no aporta ninguna solución y, por tanto, no podemos votar a favor porque creemos que está fuera de lugar lo que proponen o piden.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.


Por el Grupo Parlamentario Nacionalista, tiene la palabra la señora senadora Castellví Auví.


La señora CASTELLVÍ AUVÍ: Gràcies president.



Vull començar, com ha fet algun senador i senadora, recordant que avui és el Dia Mundial del càncer de mama. Molta força per a totes les dones que el pateixen. Només aportant més recursos per a la investigació i la prevenció podrem minimitzar aquesta i molt bona part de totes les malalties.


Vostès, començo per la moció, parlen, entre d ́altres coses, del MIR i d’augmentar el nombre de places en especialitats deficitàries, hi estem d’acord, encara que cal dir que, respecte l’any passat, l’oferta de les places MIR passa de 8.188 places a 8.503. És a dir, són 315 places més, però coincidim que en fan falta més places. Aquestes repartides per les 17 Comunitats Autònomes i les dos ciutats autònomes no hi ha prou metges per cobrir els hospitals i les necessitats de cada comunitat. Però aquí nosaltres volem afegir altres qüestions del MIR que cal saber, i que cal millorar. Aquests nois i noies graduats en medicina, necessiten una nota de tall altíssima, sis anys a la universitat, més d’un any preparant aquest examen i, superat l’examen MIR, han de fer una formació com a metges interns residents, que pot durar quatre o cinc anys. Tot un viacrucis. Tots els opositors MIR fan el mateix examen, a la mateixa hora i també en la mateixa llengua, perquè a l’Estat espanyol és obligatori fer-lo en castellà. Com veuen, sempre ensopeguem en la mateixa pedra. La centralització de l ́Estat, el menyspreu a les llengües cooficials i es salten a la torera i incompleixen un cop més la Carta europea de les llengües regionals o minoritàries. Fins i tot el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, el CEEM, van fer propostes al Ministerio de Sanidad de cara al MIR perquè s’aposti per la possibilitat que la prova es pugui realitzar indistintament en llengua castellana o en les llengües cooficials. D’això, la moció no en parla, evidentment, i nosaltres no ho volem obviar. Cal facilitar i promoure l’ús de les llengües cooficials en l’estudi i l’entorn laboral de les professions sanitàries. I, especialment, que la prova del MIR es pugui fer en català.


Parlem de recursos, tots els punts de la part dispositiva són correctes però en cap lloc posa: dotar d’una partida de diners dins dels Pressupostos Generals de l ́Estat per executar el Pla Integral de Recursos Humans, per augmentar les places MIR, per incrementar el nombre d’Unitats Docents de Medicina de Família, per cobrir les places de professionals sanitaris en zones de difícil cobertura, que són les zones rurals, per garantir el professorat necessari. Cal parlar de recursos econòmics perquè, sense aquests, tot el que es demana no es pot fer. Fan falta metges, sí, i de totes les especialitats, l’excés de treball i la manca de professionals posa en risc el sistema. Sí, senyor, senyories. Junts volem que en tot moment s’atenguin i es respectin les competències pròpies de les Comunitats Autònomes, que la moció les passa de reguitzell. I agrair, aprofito, la feina feta pel nostre conseller Argimon i tot el seu equip. Per tots aquests aspectes, senyories, nosaltres ens abstindrem en aquesta moció.


Moltes gràcies.


Quiero empezar recordando, como ya se ha hecho, el Día Mundial contra el cáncer de mama. Mucha fuerza a todas las mujeres que lo sufren, solo aportando más recursos para la investigación y la prevención podremos minimizar esta y buena parte de todas las enfermedades.


Ustedes, y empiezo ya con la moción, hablan, entre otras cosas, del MIR y de aumentar el número de plazas en especialidades deficitarias. Estamos de acuerdo, aunque hay que decir que en comparación con el año pasado la oferta de plazas MIR pasa de 8188 a 8503, que se convocan ahora, son 315 plazas más, pero coincidimos en que hacen falta más plazas. Estas plazas repartidas entre las diecisiete comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas no son suficientes para cubrir los hospitales y las necesidades de cada comunidad. Pero aquí nosotros queremos añadir otras cuestiones del MIR que también hay que saber y hay que mejorar. Estos chicos y chicas graduados en Medicina necesitan una nota de corte altísima, seis años en la universidad, más de un año preparando este examen y después de superar el examen MIR deben hacer una formación como médicos internos residentes que puede durar cuatro o cinco años; todo ello un viacrucis. Todos los opositores al MIR hacen el mismo examen a la misma hora y también en la misma lengua, porque en el Estado español es obligatorio hacerlo en castellano. Como ven, siempre tropezamos con la misma piedra, la centralización del Estado, el menosprecio a las lenguas cooficiales y se saltan a la torera e incumplen una vez más la Carta europea de las lenguas regionales o minoritarias. Incluso el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina, el CEEM, hizo propuestas sobre el MIR al Ministerio de Sanidad a fin de que se apueste por la posibilidad de que la prueba se pueda realizar indistintamente en lengua castellana o en lenguas cooficiales, y de ello no habla la moción, evidentemente, y nosotros no lo queremos obviar. Debemos facilitar y promover el uso de las lenguas cooficiales en el estudio y el entorno laboral de las profesiones sanitarias y especialmente que la prueba MIR se pueda hacer en catalán.


Hablemos de recursos, todos los puntos de la parte dispositiva son correctos, pero en ningún lugar dice que se dote una partida en los Presupuestos Generales del Estado para ejecutar el Plan integral de recursos humanos, para aumentar las plazas MIR, para incrementar el número de unidades docentes de medicina de familia, para cubrir las plazas de profesionales sanitarios en zonas de difícil cobertura o en zonas rurales, para garantizar el profesorado necesario. Hay que hablar de recursos económicos porque sin estos recursos todo lo que se pide no se puede hacer. ¿Son necesarios médicos? Sí y de todas las especialidades. El exceso de trabajo y la falta de profesionales pone en riesgo el sistema, sí, señorías. En Junts queremos que en todo momento se atiendan y se respeten las competencias propias de las comunidades autónomas, y la moción las está pasando un poco por alto. Agradezco el trabajo hecho por nuestro conseller Argimon y todo su equipo. Por todas estas razones y aspectos, señorías, nosotros nos vamos a abstener en esta moción.

Muchas gracias.


El señor PRESIDENTE: Moltes gràcies, senyoria.


Por el Grupo Parlamentario Vasco, tomará la palabra su señoría la senadora Ahedo Ceza.


La señora AHEDO CEZA: Muchas gracias.



Estamos de acuerdo en que la sanidad es un pilar fundamental del Estado de bienestar y en que se necesita un sistema fuerte, un sistema resiliente —creo que eso es algo que ha evidenciado, fundamentalmente, la pandemia—, y una pata imprescindible de este sistema son los y las profesionales. No es la primera vez que debatimos en esta Cámara sobre este tema, sobre la adecuación de las necesidades y la formación, sobre la no concordancia entre egresados y plazas MIR, aunque aquí también tengo que recordar que el número de plazas MIR las estableció el Partido Popular, y parece que se han olvidado. Hemos hablado también de la dificultad de acreditación de plazas, de la esperada especialidad de urgencias y emergencias, y lo que se trae aquí con esta moción es el problema del déficit de profesionales, sobre todo en primaria, y tras la pandemia hemos visto que la necesidad de fortalecer la primaria es fundamental. No hay especialistas en familia y comunitaria y tampoco los hay en pediatría; tenemos un déficit por cuestiones de formación, pero también lo tenemos por las condiciones laborales en las que se encuentran los sanitarios en algunas comunidades.


Hace quince días se debatió una interpelación sobre los problemas en materia de recursos humanos y hoy el Grupo Popular nos presenta esta moción con seis puntos. Con algunos de ellos estamos totalmente de acuerdo, por ejemplo, con los puntos 3.d) o 3.c); algunos, incluso, han sido propuestos por nosotros junto con la Comunidad Autónoma de Galicia, como los puntos 3.d) o 5. Por otro lado, se plantean propuestas, por ejemplo en los puntos 2.c) y 3.a), que no solucionan el problema actual porque están devengando la solución a diez años cuando harían falta medidas más inmediatas. Pero luego hay una serie de puntos, como el punto 1, que habla de política retributiva en un plan estatal, o el punto 2.a), que habla de la habilitación de la carrera académico asistencial, y quiero recordar a esta Cámara que es una cuestión que compete a las comunidades autónomas: la política de recursos humanos es competencia de las comunidades autónomas. Y en el punto 4 hablan de la creación de un registro, y los registros también son competencia de las comunidades autónomas.


Yo había preparado otra intervención, pero la cambié después de escuchar ayer al señor Feijóo. Ya se ha dicho y no lo voy a repetir, pero es que el señor Feijóo afeaba al presidente Sánchez —y creo que en eso estuvo muy acertado— cuando le decía: Ha presumido usted, señoría, de un incremento de 30 000 profesionales en los servicios sanitarios. A lo mejor su Gobierno autorizó 300 en Ceuta y Melilla, pero el 99 % de los profesionales sanitarios han sido contratados por los presidentes de las comunidades autónomas. Y le decía también: En ningún hospital del Estado, en ningún hospital que dirija el Gobierno central se hace un solo trasplante de corazón. Y terminó diciendo a este respecto: Deje usted a las comunidades autónomas en el ejercicio de sus competencias, no se arrogue la competencia de los servicios de salud. Eso dijo ayer el señor Feijóo. El señor Magdaleno también lo ha comentado, pero, señor Magdaleno, tengo que decirle que cuando ustedes presentan una enmienda en relación con lo que tiene que ver con recursos humanos no cambian ni una sílaba ni una coma de lo que plantea el Grupo Popular, así que no vamos a hacernos trampas. Y a usted, señor Raboso, habiendo escuchado a su jefe, le pediría que siguiese su doctrina y retirase esta iniciativa, porque contiene puntos que suponen una clara invasión competencial que no debe ni puede arrogarse, tal y como dice el presidente de su partido, el Gobierno central.


Gracias.


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.


Por el Grupo Parlamentario Esquerra Republicana tomará la palabra su señoría Cortès Gès.


La señora CORTÈS GÈS: Gracias, presidente.



Cal dir que escoltar les senadores i senadors del PP donant lliçons sobre la importància de cuidar els professionals sanitaris, veient la gestió implementada per ells mateixos a Madrid, per la senyora Ayuso, sembla gairebé còmic, això. Però el que passa és que la qüestió és prou important perquè no sigui còmic i que ens la prenguem seriosament.


Anem a pams. La pandèmia del coronavirus ha evidenciat la falta de recursos que pateix la sanitat pública, agreujada pel procés de retallades iniciat justament a l’anterior crisi financera, de l ́any 2008. Aquestes retallades, liderades en part pel PP, encara s’arrosseguen als nostres sistemes sanitaris, tot i la important feina que a Catalunya, on s’ha recuperat la inversió prèvia a les retallades. El període de polítiques austericides ha deixat al conjunt de l’Estat espanyol amb ràtios de llit per mil habitants i d’infermeres per cada 1000 habitants, marcadament inferiors respecte els països de l’entorn europeu.


Al repte de la gestió de la pandèmia s ́hi suma d ́una projecció demogràfica tendent a l’envelliment, que provoca un augment progressiu i estructural de la despesa sanitària, per la qual les administracions sanitàries no estan preparades ni poden fer polítiques eficients de planificació per falta de recursos. La sanitat pública pateix un dèficit crònic de recursos que provoca que les despeses corrents en matèria sanitària estiguin permanentment per sobre de les previsions pressupostàries, generant un model de dèficit permanent especialment greu en aquelles comunitats autònomes on la balança fiscal pateix major desequilibri. Aquest no és un problema que afecti només a Catalunya, però a Catalunya sí que ens afecta i ens afecta, i molt. Aquest dèficit està estretament relacionat amb el caduc model de finançament autonòmic que l’Estat espanyol es nega rotundament a reformar. En els últims anys, les comunitats autònomes han hagut de prendre mesures per racionalitzar el creixement de la despesa sanitària per compensar la falta d’inversió estatal i l’estricta política de control del marge de dèficit. Catalunya disposa d’uns recursos per càpita en salut més baixos que la mitjana de l’Estat, a conseqüència, justament, del model de finançament autonòmic vigent, que l’Estat no vol canviar. Repeteixo. La manca de recursos en salut procedents del model de finançament de les comunitats autònomes va obligar a prescindir de la paga extraordinària dels professionals sanitaris de Catalunya tres anys consecutius, mentre que, a la resta de l’Estat, només van eliminar una d’aquestes pagues, pagues que a Catalunya, evidentment, ha retornat amb recursos propis als sanitaris, als professionals. D’altra banda, cada vegada que Catalunya ha intentat exercir la coresponsabilitat fiscal per compensar aquesta insuficiència de finançament, l’Estat ho ha impedit amb l’argument de defensar la igualtat de todos los españoles. Una igualtat que no defensa quan la despesa per càpita està sistemàticament per sota de la mitjana per manca de finançament. I ara resulta que, aquells que vénen a demanar millorar les condicions dels professionals sanitaris, són aquells que retallen impostos a l’1 % més ric. I és així. Com volem pagar als nostres professionals allò que mereixen si anem desmantellant l’estat del benestar per defensar els privilegis dels més rics?


Pel que fa a la qüestió dels MIR, nosaltres només volem recordar que hi ha un compromís del Govern de l’Estat per transferir-ne la gestió a la Generalitat de Catalunya. Un altre incompliment d’aquest Govern del Partit Socialista.


En definitiva, la planificació en la gestió de la professió sanitària ha de ser una prioritat per a totes aquelles administracions competents. Però qui ha de garantir la suficiència financera per dur- la a terme és l’Estat. No hi ha cap més solució. Cobrant impostos a qui més té. I no pas destinant- los a la indústria militar, sinó als autèntics pilars de l ́Estat del benestar.


Moltes gràcies. (Aplaudiments).


Escuchar a las senadoras y senadores del PP dando lecciones sobre la importancia de cuidar a los profesionales sanitarios, viendo la gestión que han implementado en Madrid con la señora Ayuso, parece cómico, pero es que la cuestión es suficientemente importante para que no sea cómica y nos la tomemos en serio.


Vayamos por partes. La pandemia del coronavirus ha evidenciado la falta de recursos que sufre la sanidad pública, agravada por el proceso de recortes iniciado justamente en la anterior crisis financiera del año 2008. Estos recortes, liderados en parte por el PP, todavía se arrastran en nuestros sistemas sanitarios, a pesar del trabajo importante en Cataluña, donde se ha recuperado la inversión previa a los recortes. El periodo de políticas de austeridad ha dejado en el conjunto del Estado español, en ratios de cama por 1000 habitantes y de enfermeras por cada 1000 habitantes, cifras inferiores respecto a los países del entorno europeo.


Al reto de la gestión de la pandemia se suma ahora una proyección demográfica tendente al envejecimiento, que provoca un aumento progresivo y estructural del gasto sanitario, para lo cual las administraciones sanitarias no están preparadas y tampoco pueden hacer políticas eficientes de planificación por falta de recursos. La sanidad pública sufre un déficit crónico de recursos que hace que los gastos corrientes en materia de salud estén permanentemente por encima de las previsiones presupuestarias, generando un modelo de déficit permanente especialmente grave en esas comunidades autónomas donde la balanza fiscal sufre un mayor desequilibrio. Este no es un problema que afecte solo a Cataluña, pero en Cataluña sí que nos afecta, y mucho. Este déficit está estrechamente relacionado con el modelo caduco de financiación autonómica que el Estado español se niega rotundamente a reformar. En los últimos años las comunidades autónomas han tenido que tomar medidas para racionalizar el crecimiento del gasto sanitario para compensar la falta de inversión estatal y la estricta política de control del margen de déficit. Cataluña dispone de unos recursos per cápita en salud más bajos que la media del Estado, consecuencia justamente del modelo de financiación autonómica vigente, el cual el Estado no quiere cambiar, repito. La falta de recursos en salud procedentes del modelo de financiación de las comunidades autónomas obligó a prescindir de la paga extraordinaria de los profesionales sanitarios de Cataluña tres años consecutivos, mientras que en el resto del Estado solo eliminaron una de estas pagas; pagas que, en Cataluña, evidentemente, se han retornado con recursos propios a los sanitarios, a los profesionales. Por otro lado, cada vez que Cataluña ha intentado ejercer la corresponsabilidad fiscal para compensar esta insuficiencia de financiación, el Estado lo ha impedido con el argumento de defender la igualdad de todos los españoles, una igualdad que no defiende cuando el gasto per cápita está sistemáticamente por debajo de la media por falta de financiación. Y ahora resulta que aquellos que vienen a solicitar mejorar las condiciones de los profesionales sanitarios son aquellos que recortan impuestos al 1 % más rico. Es así. ¿Cómo queremos pagar a nuestros profesionales aquello que se merecen si vamos desmantelando el Estado del bienestar para defender los privilegios de los más ricos?


En cuanto a los MIR, nosotros solo queremos recordar que hay un compromiso del Gobierno del Estado para transferir la gestión a la Generalitat de Catalunya, otro incumplimiento de este Gobierno del Partido Socialista.


En definitiva, la planificación de la gestión de la profesión sanitaria debe ser una prioridad para todas aquellas administraciones competentes, pero quien tiene que garantizar la suficiencia financiera para llevarla a cabo es el Estado; no hay otra solución, y debe hacerlo cobrando impuestos a quienes más tengan y no destinando estos impuestos a la industria militar, sino a los auténticos pilares del Estado del bienestar.


Muchas gracias. (Aplausos).


El señor PRESIDENTE: Moltes gràcies, senyoria.


Por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Raboso García-Baquero.


El señor RABOSO GARCÍA-BAQUERO: Gracias.



Señor Magdaleno, la remuneración del personal estatutario, marco legal al cual se acoge una parte muy importante de personal del Sistema Nacional de Salud, esa remuneración central, viene dada por una normativa estatal que explicita cuál tiene que ser la remuneración del personal estatutario. Sobre esto se añaden una serie de complementos que varían de comunidad en comunidad y que se administran, por supuesto, en el ejercicio de sus competencias por las administraciones autonómicas, pero ese núcleo remunerativo, que ya le digo que está muy poco por encima del salario mínimo interprofesional, lo determina el Gobierno central y yo creo que ha llegado la hora de hacer una revisión al alza de ese núcleo remunerativo.


Ha lanzado usted una panoplia de medidas muy impresionantes, pero yo creo que deberían ustedes revisarlas, porque no están teniendo efecto. Desde que gobiernan ustedes, es decir, el Gobierno del presidente Sánchez, han solicitado el trámite para irse de España, hasta el 1 de enero de este año, 15 134 facultativos. Por tanto, no están funcionando; pueden ser muy grandilocuentes, pero no están funcionando. Así que yo creo que ha llegado el momento de que revisen de una forma seria la efectividad de las medidas que ustedes han presentado aquí.


Quiero decirle una cosa, casi a título personal, acerca de lo que es un componente manido en sus intervenciones, que son los famosos recortes. Cada vez que yo los escucho hablar de los recortes tengo la sensación de que escucho a un pirómano quejarse de la factura del agua de los bomberos. La historia reciente de este país demuestra que hay un Gobierno socialista que hunde económicamente el país, inmediatamente viene al rescate un Gobierno del Partido Popular que reflota el país, vuelve a hundirlo un Partido Socialista, vuelve a sacarlo a flote un Partido Popular, etcétera, etcétera. (Rumores). Créame que el Partido Popular no toma medidas duras por placer, sino para salvar al país de la miseria en la que ustedes le sumergen, no por otro motivo.


Y acerca de ese panegírico que ha expuesto usted sobre la gestión de su Gobierno durante la pandemia, me he acordado de que hace cosa de un año hubo un concurso de relatos de terror cuya única condición era que tuvieran siete palabras. Ganó una persona con el siguiente relato: Habrá como mucho uno o dos muertos. ¿Se acuerda usted de la frase del señor Simón? (Rumores). Mire, esa frase es el paradigma de que ustedes no tenían ni idea de lo que se nos venía encima, no tenían ni idea de lo que hacer y por ello fallecieron decenas y decenas de miles, más de 100 000 españoles. Le aseguro que la experiencia de la pandemia en este país —y en esta sala y facultativos que se lo pueden asegurar, entre los cuales me incluyo yo— hubiera sido completamente diferente si hubiéramos tenido un ministerio capaz de enfrentar la situación que se veía venir antes de que llegara a este país de una forma mucho más efectiva que la que ejercieron ustedes. Les garantizo que es así.


Nada más. Muchas gracias. (Aplausos).


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.


Por el Grupo Parlamentario Socialista, tomará la palabra su señoría Pose Mesura.


El señor POSE MESURA: Gracias, señor presidente.



Señorías, señor Barroso, no me cabe ninguna duda... (El señor Raboso García-Baquero: Es Raboso). Perdón, señor Raboso, no me cabe ninguna duda de que usted es un magnífico otorrino, un magnífico profesional que hace unos diagnósticos de sus patologías impresionantes, pero esto es política y aquí también hay que hacer un diagnóstico, pero de la situación política: cómo está, qué está pasando en la sanidad ahora mismo. ¿Qué está pasando? Que se está movilizando, desde luego en Galicia, todo el mundo (Aplausos) y me parece que en Madrid pasa una cosa parecida, y no quiero ser agorero, pero puede que esto se extienda. A lo mejor ustedes no quieren hacer un diagnóstico y presentan esta moción para transmitir que hacen algo, tranquilizar su conciencia y de paso echar las culpas a otros, y ese otro, ¡qué casualidad!, es siempre Pedro Sánchez. Puede suceder eso también, no lo descarto, aunque desde luego yo a usted lo considero bienintencionado.


Entonces, si se trata de hacer un diagnóstico para saber qué cosas tenemos que hacer, está claro que hubo un déficit de inversiones. Usted le llama recortes, llámele como quiera, pero hubo un déficit de inversiones y no hay más que coger los datos, mirarlos y ver cuántas plazas MIR se convocaron, ver cuánta inversión se hizo en los profesionales sin reponer plazas, etcétera, etcétera. ¿Se acuerda usted —usted igual no porque es más joven que yo— de aquello de se acabó la fiesta? Alguien lo recordaba hoy aquí por la mañana: se acabó la fiesta. Por cierto, decían que se acabó la fiesta los que estaban de fiesta todos los días, los que estaban currando no decían nada de eso. (Aplausos). ¿Y se acuerda usted de aquel eslogan que decía la señora... cómo era... ¿Pilar Farjas? —qué poca memoria tenemos, ya no nos acordamos de quién era—. Pues decía esta señora: vamos a hacer más con menos. Joder, esta tía no lo parece pero es maga. No se hacen milagros en la sanidad. Lo que yo le quiero decir es que las plazas MIR se redujeron, y si esa fuera la causa, precisamente las aumentó este Gobierno. Pero ¿dónde está la madre del cordero?, y ustedes no han mencionado eso. Fue precisamente por la precariedad por lo que se marcharon esos 18 000 médicos —dice usted 15 000, pero fueron 18 000 médicos—. ¿Por qué se marcharon? Por cierto, habría que saber de dónde eran, de qué sitio, porque eso nos daría alguna pista. Se marcharon simplemente porque les hacían contratos leoninos de semana en semana y de día en día. (Aplausos). Se llegaron a hacer contratos de día en día. Está muy claro. Y a esta situación añada la de los médicos de familia, que soportan agendas que realmente no se pueden aguantar; no se puede resistir ver a 60 o 70 personas al día, señorías, por mucha voluntad que uno tenga y por muy trabajador que uno sea. Si a eso sumamos las agresiones que hay en los centros de salud, si sumamos descontentos profesionales y sumamos contratos de este tipo, pues tiene usted la ecuación bien formada. ¿Cómo están los profesionales de los centros de salud? Cansados no, lo siguiente, que supongo que será extenuados. Diagnóstico fácil. Están así.


En cuanto a la terapia, claro, si diagnostican mal, no van a hacer bien el tratamiento; no dieron con la enfermedad y con el tratamiento parece que tampoco. No se trata de aumentar estudiantes, como dicen ustedes, no se trata de aumentar las plazas MIR, no se trata de poner la especialidad de urgencias (Rumores) —a qué viene a cuento en esta moción— y no se trata de analizar realidades inventadas, que son realidades inventadas. Tampoco se trata, como dice Vox en una enmienda, de construir hospitales simulados. A mí me recuerda esto a las casitas de Pin y Pon, pues nos ponemos todos a jugar a los médicos. (Risas). Por favor, señorías, es un grupo que tiene representación. Yo supongo que lo habrán hecho con buena intención, se les fue ahí un poquito la mano y se confundieron.


Pero ¿qué hay que hacer entonces? Pues no se van a creer qué es lo que hay que hacer, y es lo que está haciendo el Gobierno. Siento tener que decir la verdad así, porque —al menos a mí— no me gusta ponerme medallas. En este sentido, lo que está haciendo el Gobierno es: Primero, corregir la temporalidad, que está corregida y que espero que la apliquen bien en todas las comunidades autónomas en las que están gobernando. Segundo, un Plan estratégico de atención primaria, que fue aprobado el año pasado y consensuado con las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Salud. Por cierto, en los Presupuestos Generales del Estado de este año se destinan 606,4 millones de euros para ese plan. Y, por si les cabía alguna duda —aunque eso no es responsabilidad ni culpa nuestra, porque se aumentaron cada año un 5 % hasta conseguir una diferencia de un 40 %—, incrementar las plazas MIR. De hecho, este año se convocan 11 171 plazas MIR.


El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señoría.


El señor POSE MESURA: Muchas veces se hacen pasar algunas cosas por la verdad, mientras que la verdad es difamada para que parezca mentira. En cualquier caso, los socialistas vamos a mirar para adelante, vamos a seguir trabajando y espero que algún día contemos con su impulso.


El señor PRESIDENTE: Termine ya, señoría.


El señor POSE MESURA: Termino.


Y, señor Marín, si la sanidad es la joya de la corona, alguien trabajó y pulió esa joya, a no ser que piense que fue Franco.


Muchas gracias. (Aplausos).


El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría.


Finalizado el debate de esta moción consecuencia de interpelación se procede, a continuación, a abrir el plazo de quince minutos para la emisión del voto telemático de los senadores y senadoras autorizados. Se votará con la incorporación de la enmienda número 1 del Grupo Parlamentario Democrático. Se abre el plazo desde este momento, en que son las dos y un minuto, hasta las dos y dieciséis minutos. Asimismo, señorías, les comunico que la votación presencial de esta y de las sucesivas iniciativas que haya que someter a debate se producirá al finalizar el debate de la última moción, y, en ningún caso, antes de las cuatro de la tarde. Haremos una votación agrupada al finalizar el Pleno.


Muchas gracias.


Votación


MOCIÓN POR LA QUE SE INSTA AL GOBIERNO A LA ADOPCIÓN DE DETERMINADAS MEDIDAS PARA PALIAR LOS PROBLEMAS QUE SUFRE EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD EN MATERIA DE RECURSOS HUMANOS. (Votación).


(Núm. exp. 671/000136)


Autor: GPP


El señor presidente lee el punto 4.4.



El señor PRESIDENTE: Se vota con la incorporación de la enmienda número 1 del Grupo Parlamentario Democrático con número de registro 156525.


Comienza la votación. (Pausa).


Efectuada la votación, dio el siguiente resultado: votos emitidos, 256; a favor, 108; en contra, 123; abstenciones, 25.


El señor PRESIDENTE: Queda rechazada.


Detalles del resultado de la votación


Acuerdo


BOCG Núm. 402 25/10/2022 Pág. 27


MOCIONES CONSECUENCIA DE INTERPELACIÓN


Del GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO, por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos.

(671/000136)


ACUERDO DEL PLENO


El Pleno del Senado, en su sesión número 57, celebrada el día 19 de octubre de 2022, ha rechazado la moción consecuencia de interpelación número de expediente 671/000136, del Grupo Parlamentario Popular en el Senado, por la que se insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para paliar los problemas que sufre el Sistema Nacional de Salud en materia de recursos humanos, con la incorporación de la enmienda número 1 del Grupo Parlamentario Democrático (Ciudadanos, Agrupación de Electores «Teruel Existe» y Partido Regionalista de Cantabria) con número de registro de entrada 156.525, con el siguiente texto:


«El Senado insta al Gobierno a:


1. Promover, con las Comunidades Autónomas, un plan integral de recursos humanos que tenga en cuenta las necesidades presentes y futuras de profesionales sanitarios y una política retributiva y laboral que mejore su situación actual, todo dentro del marco del diálogo social.


2. En los estudios de Grado en Medicina y Enfermería:

a) Habilitar una carrera académico-asistencial para los profesores universitarios vinculados, que dé respuesta a las necesidades actuales y futuras de las universidades que imparten titulaciones en ciencias de la salud.

b) Garantizar el profesorado necesario en las facultades de medicina y de enfermería para una enseñanza básica y clínica de calidad.

c) Proceder al necesario incremento progresivo del número de alumnos en las facultades de medicina de las universidades españolas, para satisfacer la necesidad de médicos y enfermeras en el horizonte 2035.


3. En la Formación Sanitaria Especializada:


a) Aumentar el número de plazas de médicos internos residentes (MIR) en especialidades deficitarias (entre otras, medicina de familia y comunitaria) en el horizonte 2028 y 2035 (según alerta el “Informe Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035” del Ministerio de Sanidad).


b) Garantizar que el sistema de elección de plazas de Formación Sanitaria Especializada (médicos internos residentes, enfermeros internos residentes) no deje plazas desiertas.


c) El proceso de elección 2023 se realizará con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento en tiempo real de las plazas disponibles en cada momento.


d) La orden que regula la Formación Sanitaria Especializada facilitará que no queden sin cubrir aquellas plazas que, siendo adjudicadas, no se cubren al no tomar posesión de ellas sus adjudicatarios, renunciando antes de la firma del contrato.


e) Incrementar el número de unidades docentes de medicina de familia y comunitaria y agilización de los requisitos de acreditación.


f) Establecer los mecanismos necesarios para frenar el éxodo al extranjero de médicos formados (tanto recién titulados como ya especializados).


4. Crear un registro estatal de profesionales sanitarios que sirva para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales en determinadas especialidades.


5. Crear la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias.


6. Facilitar e incentivar la cobertura de plazas de profesionales sanitarios en zonas de difícil cobertura, con especial mención a las zonas rurales con baja densidad de población y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.»


Lo que se publica para general conocimiento.


Palacio del Senado, 20 de octubre 2022.—P.D., Manuel Cavero Gómez, Letrado Mayor del Senado.




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tags