Categorías

Buscar
  • #EspecialidadMUE

Debate de política general sobre el estado de la Nación

Actualizado: 4 oct

Referencia 200/000001 (12/07/2022)


XIV Legislatura


200/000001 DS. Congreso de los Diputados Núm. 200 de 12/07/2022


Referencia


Intervenciones durante la Sesión


Se reanuda la sesión a las cuatro de la tarde.


La señora PRESIDENTA: Muy buenas tardes, señorías.


Se reanuda la sesión. Ocupen sus escaños, por favor.


Señoras y señores, les recuerdo que las personas que ocupan la tribuna de invitados no pueden hacer ninguna manifestación ni de aprobación, ni de desaprobación, ni de ninguna otra conducta, de acuerdo con el Reglamento de la Cámara. (Rumores).


Reanudamos la sesión con la intervención de los representantes de los grupos parlamentarios. (Rumores). Les pido silencio, por favor.


En primer lugar y en nombre del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, tiene la palabra la señora Gamarra Ruiz-Clavijo. (Aplausos).


La señora GAMARRA RUIZ-CLAVIJO: Presidenta, señorías, un 12 de julio, como hoy, a las cuatro de la tarde, como ahora, aparecía el cuerpo de Miguel Ángel Blanco aún con un hilo de vida. (Aplausos). Su pulso se apagaba, pero el de la nación española latió más fuerte que nunca. Todos los demócratas españoles mantuvimos la tenue esperanza de que ETA no hubiera culminado su amenaza y de que su vida pudiera salvarse. No fue así, pero eso lo supimos la madrugada del día 13.


(...)




Y lo mismo sucede con la sanidad. En lugar de atajar los problemas, como es el grave déficit de especialistas de medicina de familia y comunitaria, usted saca pecho única y exclusivamente por cumplir indicaciones de la Unión Europea. Hoy en la mayor parte de España faltan médicos y este verano solo se cubrirá el 30 % del personal en vacaciones. (Rumores). Estos son los problemas y las preocupaciones de la España real a los que ustedes les dan la espalda. El médico, el centro de salud, el consultorio. (Aplausos).


Señor Sánchez, hay alternativa y se la ofrecemos para que usted la pueda poner en marcha de manera inmediata. Le proponemos reforzar el sistema de elección de las plazas MIR para que se puedan cubrir todas las ofertadas, le proponemos crear la especialidad de medicina de urgencias y emergencias, y también le proponemos ampliar el número de plazas de formación de medicina de familia e impulsar nuevos instrumentos para poder cubrir esa necesidad. Porque, señor Sánchez, las cuentas de este año eran los mismos cuentos que los años anteriores. Los mismos cuentos que cuando presentó el cuadro macro, unas cuentas que hoy son más ficticias que nunca, cuando la realidad es más dura que nunca. No han cumplido jamás sus previsiones. Desde el año 2018, han gastado mucho más de lo previsto y crecido mucho menos de lo anunciado. Tienen la mayoría de los fundamentos de nuestra economía absolutamente desequilibrados.

(...)


Propuestas de resolución por los Grupos Parlamentarios


BOCG. Congreso de los Diputados Núm. D-490 de 29/07/2022 Pág.: 198


A la Mesa del Congreso de los Diputados


El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, al amparo de lo establecido en el artículo 197 y siguientes del vigente Reglamento de la Cámara, con motivo del debate de política general sobre el estado de la Nación, formula la siguiente propuesta de resolución, en materia de sanidad.


Palacio del Congreso de los Diputados, 13 de julio de 2022.—Concepción Gamarra Ruiz-Clavijo, Portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.


Propuesta de resolución núm. 125


Hace dos años que el Grupo Parlamentario Popular viene reclamando al Gobierno un plan de recursos humanos dirigido a los profesionales sanitarios, que refuerce, entre otros ámbitos, la Atención Primaria. Así fue incluido en el Dictamen de la ‘Comisión para la Reconstrucción Social y Económica’ aprobado en el Congreso de los Diputados en julio de 2020.


Asimismo, desde el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, varios consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas han alertado reiteradamente a la ministra de Sanidad de la situación de déficit de especialistas de Medicina de Familia y Comunitaria que está sufriendo todo el Sistema Nacional de Salud.


Por su parte, el Ejecutivo no solo no ha atendido estas peticiones, sino que tampoco ha sabido gestionar con eficiencia la convocatoria de plazas de formación sanitaria especializada correspondiente al presente año 2022. Ésta finalizó con un saldo de 218 vacantes en el ámbito de la Medicina. Del conjunto e esas vacantes, dos correspondieron a la especialidad de Microbiología y Parasitología, ocho a Medicina Preventiva y de Salud Pública, otras ocho a Medicina del trabajo y las 200 plazas restantes (más del 90 % de las vacantes totales) a Medicina de Familia y Comunitaria.


Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad publicó el 2 de junio una orden ministerial —Orden SND/496/2022— ampliando el cupo de extracomunitarios para dar cobertura a las plazas desiertas. Sin embargo, esta medida no impidió que finalmente quedasen sin cubrir un total de 93 plazas.


Recientemente, el presidente del Gobierno anunció la aprobación de un Real Decreto-ley con el que «vamos a hacer fijos a 67.000 sanitarios en España». Según Sánchez, es «la mayor estabilización de profesionales sanitarios de la historia del Sistema Nacional de Salud desde su creación» y una medida clave para «acabar con la precarización en la Sanidad» y «la temporalidad que ha existido durante décadas».


Las reacciones, especialmente por parte de los representantes de los profesionales sanitarios, fueron críticas:


La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria dejó patente su «máxima inquietud» por la situación y dejó constancia de la «invisibilización de la especialidad durante la pandemia de COVID-19», de la «dramática precarización de la especialidad», de la «pésima política de gestión de recursos humanos» y de la «escasa presencia de la especialidad en las Facultades de Medicina y los programas de grado de Medicina» que también se denuncia desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria y desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.


Por su parte, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) hizo público un comunicado en el que se «denuncia la gravedad de la situación» y de las «consecuencias que esto puede suponer para el sistema sanitario en los próximos años».


Desde CESM se criticó que «a la creciente desmotivación de los profesionales [de atención primaria] ante este destino por la falta de medidas que lo incentiven, se suma un sistema de elección que favorece que las plazas queden vacantes por no conocer realmente dónde estará el puesto de trabajo al hacer la elección».


También se denunció desde CESM «la obstinación de [el Ministerio de] Sanidad a la hora de desoír las peticiones y advertencias de los representantes de los profesionales», se solicitó «una seria planificación de los médicos del Sistema Nacional de Salud» y que «se revise la articulación del sistema de acceso a la formación sanitaria especializada para que no se pierdan profesionales ya de base como ha ocurrido en esta convocatoria».


En el mismo sentido, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos se emitió otro comunicado en el que se afirma que la situación acontecida con las plazas vacantes de Medicina de Familia y Comunitaria «agravará considerablemente la ya maltrecha situación de Atención Primaria» y se piden «soluciones urgentes tanto a corto como a medio y largo plazo por la repercusión que puede tener en la calidad de la atención y excelencia que merecen nuestros pacientes».


De igual manera, el propio Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos dio a conocer un análisis de las causas y las propuestas de mejora denominado ‘Plazas vacantes en la Elección MIR 2022’. Se trata de un informe ejecutivo realizado desde la Sección Nacional de Médicos Jóvenes y Promoción de Empleo del citado Consejo General, en el que se hace referencia a la «tendencia deficitaria actual de la demografía médica en España», la «situación de la Atención Primaria y otras especialidades», las «condiciones de trabajo del colectivo MIR», el «sistema de elección de plazas de formación sanitaria especializada» y el «fenómeno de no toma de posesión y renuncias de plazas MIR» como las razones que han podido dar lugar a las vacantes.


En cuanto al real decreto-ley anunciado por Sánchez, la CESM manifestó que el presidente del Gobierno «no puede ser más mentiroso» y que su anuncio es «totalmente propagandístico», «no tiene nada que ver con la estabilización» y «no consolida a nadie», y recordó que «las ofertas públicas de empleo de estabilización ya han sido convocadas en cada servicio de salud de las Comunidades Autónomas antes del 31 de mayo». Al mismo tiempo, exigió medidas sobre la carencia de profesionales sanitarios o la formación sanitaria especializada, entre otras.


Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios se manifestó que la propuesta «no soluciona el problema estructural de la sanidad a corto y medio plazo» y que «por mucho que se diga que se van a hacer fijas 67.000 plazas, el déficit estructural sigue existiendo. Esto no soluciona el déficit estructural que históricamente tenemos en España».

Otro ejemplo representativo de las dudas generadas entre los profesionales es lo manifestado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, para quien es necesario «leer la letra pequeña» de la medida ante el temor de que tenga fines electoralistas.


En este contexto, la demanda planteada por los consejeros de Sanidad de las Comunidades Autónomas viene motivada porque «el grave déficit de médicos especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria que padece nuestra atención primaria» —reconocido como tal en el ‘Informe Oferta— Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035’ presentado por el Ministerio de Sanidades un «problema que se está manifestando con prácticamente idénticas circunstancias en todos los servicios de salud autonómicos». Además, «si no somos capaces de resolver esta situación, comprometemos la viabilidad de la implantación de reformas a medio plazo, pues la sobrecarga asistencial, la fatiga crónica, la falta de tiempo por consulta y la desmotivación consecuente que genera impide impulsar cualquier iniciativa», incluidas las contempladas en el Plan de Acción de Atención Primaria 2022-2023.

Por todos los motivos anteriormente expuestos, y en el marco de los fondos provenientes de la Unión Europea para hacer frente a los efectos derivados de la pandemia de COVID-19:

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:


Impulsar, desde el pleno consenso con las Comunidades Autónomas y la total coordinación con los representantes de los médicos, principalmente de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, las siguientes medidas:


1. Garantizar que el sistema de elección de plazas MIR no deje plazas desiertas, como ha ocurrido en la convocatoria de este año. En caso de no volver a un sistema presencial, el proceso telemático debe realizarse con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento en tiempo real de las plazas disponibles en cada momento por parte de los aspirantes. Este cambio debe ser efectivo para la próxima convocatoria MIR.


Además, se debe facilitar que la Orden que regula la formación sanitaria especializada permita que no queden sin cubrir tampoco aquellas plazas que, siendo adjudicadas, no se cubren al no tomar posesión de ellas sus adjudicatarios, renunciando antes de la firma del contrato.


2. Invalidar un sistema formativo que genera un desplazamiento creciente a otros escenarios asistenciales que aún no han sido resueltos. Esto genera un empeoramiento de déficit crónico de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria que agranda la problemática que suponen las jubilaciones en este ámbito.


Por lo tanto, debe procederse, antes de que se realice el próximo examen MIR, a la creación de la especialidad de Medicina de urgencias y Emergencias, con tramitación preferente, tal y como se hizo hace pocos meses con la especialidad de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia.


3. Ampliar, por vía de urgencia, el número de plazas de formación médica especializada en Medicina de Familia y Comunitaria, para que las Comunidades Autónomas puedan afrontar el relevo generacional y las perspectivas de déficit sobre las que alerta el Informe Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035 del Ministerio de Sanidad.


Para poder llevarlo a cabo, se creará un sistema de acreditación de unidades docentes más flexible y más ágil, y se promoverá la aprobación, antes de la siguiente convocatoria MIR, de la revisión de la normativa de requisitos de acreditación de unidades docentes en la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria que, entre otras medidas, deberá mantener abierta la convocatoria para que dicha acreditación sea posible permanentemente.


4. Una vez que el sistema de acreditación y el programa formativo de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria estén reformados y permitan acreditar un mayor número de plazas, realizar convocatoria de plazas MIR extraordinarias en la especialidad.


Estimando la necesidad de ampliación urgente en 1.000 plazas formativas anuales de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria en toda España, el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas acordarán un plan extraordinario de formación para acometer un importante incremento de las plazas formativas de la especialidad en las convocatorias MIR de los próximos años, que corrija la situación de déficit a la que nos llevan las previsiones de jubilación.


5. Desarrollar los instrumentos que permitan que el Sistema Nacional de Salud planifique en el futuro con más rigor su oferta formativa.


Dado que el sistema MIR es un instrumento de cobertura estatal en el que se forman especialistas en las distintas Comunidades Autónomas para todo el Sistema Nacional de Salud, poner en marcha de forma real y efectiva el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios, para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales de determinadas especialidades.


6. Fomentar e implementar, mediante el ‘Plan de Acción de Atención Primaria 2022-2023’, todas las medidas necesarias para facilitar el desarrollo competencial del médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria, dotándole de tiempo y espacio para recobrar su rol como eje vertebrador de la mejor atención integral de los ciudadanos.


7. Impulsar, a partir de la consecución efectiva de las medidas planteadas en los puntos anteriores, un gran acuerdo nacional de medidas de choque para afrontar los problemas relacionados con la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, que están afectando a profesionales y pacientes de todo el Sistema Nacional de Salud.»


Votaciones


Referencia


Votos emitidos por grupos parlamentarios


Resoluciones aprobadas


BOCG. Congreso de los Diputados Núm. D-490 de 29/07/2022 Pág.: 226


Resolución núm. 38


«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:


Impulsar, desde el pleno consenso con las Comunidades Autónomas y la total coordinación con los representantes de los médicos, principalmente de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, las siguientes medidas:


1. Garantizar que el sistema de elección de plazas MIR no deje plazas desiertas, como ha ocurrido en la convocatoria de este año. En caso de no volver a un sistema presencial, el proceso telemático debe realizarse con la máxima transparencia, garantizando el conocimiento en tiempo real de las plazas disponibles en cada momento por parte de los aspirantes. Este cambio debe ser efectivo para la próxima convocatoria MIR.


Además, se debe facilitar que la Orden que regula la formación sanitaria especializada permita que no queden sin cubrir tampoco aquellas plazas que, siendo adjudicadas, no se cubren al no tomar posesión de ellas sus adjudicatarios, renunciando antes de la firma del contrato.


2. Invalidar un sistema formativo que genera un desplazamiento creciente a otros escenarios asistenciales que aún no han sido resueltos. Esto genera un empeoramiento de déficit crónico de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria que agranda la problemática que suponen las jubilaciones en este ámbito.


Por lo tanto, debe procederse, antes de que se realice el próximo examen MIR, a la creación de la especialidad de Medicina de urgencias y Emergencias, con tramitación preferente, tal y como se hizo hace pocos meses con la especialidad de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia.


3. Ampliar, por vía de urgencia, el número de plazas de formación médica especializada en Medicina de Familia y Comunitaria, para que las Comunidades Autónomas puedan afrontar el relevo generacional y las perspectivas de déficit sobre las que alerta el Informe Oferta-Necesidad de Especialistas Médicos 2021-2035 del Ministerio de Sanidad.


Para poder llevarlo a cabo, se creará un sistema de acreditación de unidades docentes más flexible y más ágil, y se promoverá la aprobación, antes de la siguiente convocatoria MIR, de la revisión de la normativa de requisitos de acreditación de unidades docentes en la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria que, entre otras medidas, deberá mantener abierta la convocatoria para que dicha acreditación sea posible permanentemente.


4. Una vez que el sistema de acreditación y el programa formativo de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria estén reformados y permitan acreditar un mayor número de plazas, realizar convocatoria de plazas MIR extraordinarias en la especialidad.


Estimando la necesidad de ampliación urgente en 1.000 plazas formativas anuales de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria en toda España, el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas acordarán un plan extraordinario de formación para acometer un importante incremento de las plazas formativas de la especialidad en las convocatorias MIR de los próximos años, que corrija la situación de déficit a la que nos llevan las previsiones de jubilación.


5. Desarrollar los instrumentos que permitan que el Sistema Nacional de Salud planifique en el futuro con más rigor su oferta formativa.


Dado que el sistema MIR es un instrumento de cobertura estatal en el que se forman especialistas en las distintas Comunidades Autónomas para todo el Sistema Nacional de Salud, poner en marcha de forma real y efectiva el Registro Estatal de Profesionales Sanitarios, para orientar las necesidades de formación de especialistas y prevenir la aparición de déficits de profesionales de determinadas especialidades.


6. Fomentar e implementar, mediante el "Plan de Acción de Atención Primaria 2022-2023", todas las medidas necesarias para facilitar el desarrollo competencial del médico especialista en Medicina de Familia y Comunitaria, dotándole de tiempo y espacio para recobrar su rol como eje vertebrador de la mejor atención integral de los ciudadanos.


7. Impulsar, a partir de la consecución efectiva de las medidas planteadas en los puntos anteriores, un gran acuerdo nacional de medidas de choque para afrontar los problemas relacionados con la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, que están afectando a profesionales y pacientes de todo el Sistema Nacional de Salud.»







7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tags